Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CAOS EN EL TRÁFICO AÉREO.

El 93% de los vuelos partió con retraso del aeropuerto de Barajas

El aeropuerto de Barajas volvió ayer a sumirse, tras haber remontado el vuelo el día anterior (66% sólo de retrasos), en el colapso más absoluto. El 93% de sus despegues se efectuó fuera de hora, según los datos que AENA ofrece en su página web de Internet. A partir de las 11.00, AENA dio ya como demorados diez vuelos internacionales a los que no les correspondía salir hasta una hora más tarde. Finalmente, sus viajeros (con destino en Miami, Copenhague, Estocolmo, Guatemala o Costa Rica) partieron una hora y 14 minutos después de lo previsto.

Sin embargo, los vuelos mencionados no fueron los más afectados por el colapso. El IBE-3206, que tenía previsto salir de Barajas hacia Bruselas a las 8.55 horas, no abandonó Madrid hasta las 12.16, una suerte parecida a la que corrió el IBE-3242 (hacia Holanda), que intentaba despegar de Madrid desde las 8.50 de la mañana y que esperó hasta las 12.14 para emprender el vuelo. El conflicto de los Balcanes, la congestión del espacio aéreo, fallos técnicos en las aeronaves y el viento sur que sopló hasta las diez de la mañana fueron ayer las justificaciones más repetidas por los portavoces del aeródromo para explicar el desplome de los índices de puntualidad. Cuando el viento proviene del mediodía (lo que se conoce como componente sur), los aviones tienen que cambiar la dirección de sus aterrizajes y despegues, ya que la aeronaves siempre deben emprender el vuelo contra el viento. De todas formas, la configuración sur, que afecta a Barajas aproximadamente en un 5% de los días, no debía suponer un problema grave para el aeródromo, sino fuera porque interfiere en las operaciones aéreas del cercano aeropuerto militar de Torrejón. Ambos aeropuertos ocupan entonces el mismo espacio aéreo. Como los aparatos militares tienen preferencia en sus operaciones, los aviones civiles deben cederles el paso. La mejor manera de hacerlo es simplemente retrasar el despegue. Pero, si tardan mucho tiempo en abandonar Barajas, el slot (permiso oficial) caduca. Las compañías tienen entonces que reclamar otro nuevo a Eurocontrol (control aéreo europeo), que puede o no concedérselo. En caso negativo, el aparato sólo tendrá una nueva oportunidad para dejar Barajas horas más tarde, cuando haya logrado su nuevo slot. En Madrid se cancelaron ayer 20 vuelos, de los que 18 estaban bajo la bandera de Iberia. La compañía española canceló cuatro vuelos a las Islas Canarias.

12 cancelaciones

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 1999

Más información

  • Madrid y Barcelona cancelaron 48 operaciones