Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El frío provoca nuevas heladas en los cultivos de las comarcas del interior de Valencia y Castellón

Las bajas temperaturas que se registraron en la noche del jueves al viernes han afectado de nuevo a los cultivos de la Comunidad Valenciana, en especial en las comarcas del interior de las provincias de Valencia y Castellón. Esta helada, la tercera de importancia que se registra en los últimos meses, ha vuelto a afectar al almendro, que ya ha sufrido los efectos de las bajas temperaturas en las anteriores ocasiones. Las organizaciones agrarias destacan que la cosecha de este año podría haberse perdido por completo, con el agravante de que este cultivo no se puede asegurar contra las heladas, con lo que los agricultores perderán los ingresos. La viña también ha salido perjudicada de las temperaturas bajo cero registradas esa noche: entre cinco y seis grados. En la comarca de Utiel-Requena el frío ha afectado a las variedades más precoces -garnacha, cencibel y macabeo- que ya habían iniciado su brotación. En la franja interior de La Plana Alta, los cultivos más afectados han sido la almendra, los albaricoques y melocotones, la cereza, la viña y alguna hortaliza. En algunos casos las bajas temperaturas han llegado a afectar a la mitad de la cosecha, según La Unió de Llauradors. En la comarca del Palancia las heladas han afectado a las zonas más altas, donde incluso llegó a granizar. Además de la almendra, se registraron daños en peras, melocotones, cerezas y caquis. Tanto la Unió como la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) hicieron un llamamiento a los agricultores para que aseguren sus cosechas. En este sentido, reclamaron la intervención de la Administración que "ha de ser consciente de los daños provocados en el almendro" y los viñedos, y por tanto, "debe conceder ayudas para la paliar la pérdida de renta agraria, máxime cuando la viticultura en Utiel-Requena es la principal fuente de ingresos", destacaron desde la Unió de Llauradors. Por su parte, la Consejería de Agricultura informó ayer que sus técnicos han comenzado a evaluar el alcance de las últimas heladas. De momento, todas las organizaciones, tanto las agrarias como la propia consejería destacaron que aún es pronot para conocer las pérdidas, y que todo dependerá de cómo evolucione tanto el tiempo como el propio cultivo. Con todo, el frio ya ha causado graves pérdidas este invierno, con graves pérdidas en almendros y alcachofas, entre otras hortalizas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 1999