Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres "mossos" heridos en las protestas durante la visita de Aznar a Girona

Tres mosssos d´ esquadra resultaron ayer heridos por piedras de gran tamaño y trozos de ladrillos lanzados por un grupo de unos 150 jóvenes que protestaban por la visita a Girona del jefe del Ejecutivo, José María Aznar. El presidente pronunció anoche una conferencia sobre Las oportunidades de la España Común en el acto inaugural del Foro de Debate Tribuna de Girona, que preside el portavoz de CiU en el Congreso, Josep López de Lerma. Al acto asistieron destacados empresarios, profesionales y políticos.

El presidente del Gobierno estaba acompañado por el portavoz y ministro de Industria, Josep Piqué, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José María Michavila. Los 200 asistentes a la conferencia no se percataron en ningún momento de los incidentes que se producían en la calle. José María Aznar llegó antes de la hora anunciada para la conferencia y la ubicación de la sala, en un cuarto piso, no permitía oír los abucheos y gritos de los manifestantes, convocados, según informa Efe, por la Plataforma Antifeixista. Los congregados portaban banderas independentistas que también se colgaron con crespones negros en algunos balcones.

Los Mossos d"Esquadra desplegaron a unos 120 agentes en las calles adyacentes para garantizar el acceso de la comitiva de Aznar, en la que también se incluyen efectivos de la Guardia Civil y la Policía que componen el servicio de seguridad del presidente del Gobierno. Cuando Aznar ya había comenzado su discurso, un grupo de manifestantes, algunos de ellos encapuchados, intentaron romper el cordón policial. En el rifirrafe posterior, tres agentes resultaron lesionados y uno de ellos recibió una pedrada en la nuca que le hizo caer al suelo aunque no llegó a perder el conocimiento. Fue trasladado a un centro hospitalario donde anoche mismo recibió el alta médico al no revestir sus heridas mayor gravedad. No hubo ninguna detención.

Mientras tanto el jefe del Ejecutivo se dedicaba a criticar el nacionalismo. En clara alusión a la campaña publicitaria lanzada por el Gobierno de Pujol para pedir un trato fiscal "más justo" para Cataluña, Aznar aseguró: " Si nos obsesionamos por lo que se lleva cada uno las cuentas no salen".

El presidente del Gobierno precisó que este comentario iba dirigido tanto a ayuntamientos como a comunidades autónomas.

Están "profundamente equivocados quienes piensan que los beneficios de otros no redundan en los nuestros", dijo, y añadió que la actual economía globalizada se fundamenta en la "cohesión solidaria".

En esta misma línea Aznar aludió con reiteración a lo largo de todo su discurso a las "tentaciones particularistas que ponen en cuestión el pacto constitucional". El presidente denostó las sociedades cerradas, endogámicas y obsesionadas con lo propio.

En su discurso marcadamente antinacionalista, José María Aznar, se refirió a la intervención militar en Kosovo y aseguró que las causas iniciales del conflicto no eran otras que "la exacerbación de ideologías nacionalistas excluyentes y disgregadoras".

En su opinión la gran lección política del drama de los Balcanes consiste en que estas ideologías pueden conducir al "derrumbamiento del edificio de la paz". "Cuando se habla de tolerancia en nuestro país a veces se equivocan los términos, porque solamente puede haber tolerancia cuando hay convicciones y cuando no hay convicciones es justamente cuando nace la intolerancia, que es el respeto a las convicciones ajenas", agregó el presidente. En la misma línea, Aznar advirtió de que "en las sociedades democráticas complejas y plurales como la nuestra no caben los liderazgos autoritarios y decisionistas".

El presidente subrayó la importancia de incorporar la modalidad del trabajo a tiempo parcial y animó a los empresarios gerundenses a que lo apliquen inmediatamente. Consideró que esta y otras modalidades de contratación flexible pueden ser determinantes para impulsar el desarrollo económico y social. En este campo anticipó que la mujer será la gran protagonista de la próxima expansión del empleo. También insistió en la conveniencia de estimular la movilidad laboral entre comunidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de abril de 1999

Más información

  • El presidente critica la "obsesión" de los nacionalistas por el trato fiscal