Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yeltsin amenaza con entrar en la guerra si la OTAN invade Serbia

El presidente ruso, Borís Yeltsin, lanzó ayer una dramática advertencia a la OTAN sobre el peligro que supondría una invasión por tierra del territorio de Serbia. "He advertido a la OTAN, a los norteamericanos y a los alemanes de que no nos empujen a una acción militar. En otro caso habrá con seguridad una guerra europea y puede que mundial", declaró Yeltsin. El presidente ruso añadió que un intento de los aliados de ocupar Yugoslavia convertiría a ese país en un protectorado de la OTAN. "Y eso no lo permitiremos, no entregaremos Yugoslavia", afirmó. Estados Unidos aseguró que ha recibido garantías directas de que, pese a las amenazas de Yeltsin, Rusia no entrará en la guerra. La OTAN recordó que no tiene intención de emprender una invasión terrestre. Las palabras de Yeltsin dieron, no obstante, mayor tensión a la crisis que se vive en Europa desde el comienzo de los bombardeos sobre Yugoslavia, que en los próximos días pueden incrementarse con la participación de los helicópteros Apache. Esos mortíferos aparatos tenían previsto llegar anoche a Albania. Dentro de la guerra de propaganda que se libra de forma simultánea, la OTAN admitió ayer que el día anterior "había olvidado mencionar" que uno de los misiles lanzados sobre la capital de Kosovo, Pristina, había hecho impacto sobre un barrio residencial. La OTAN responsabilizó a los serbios de la destrucción de Pristina. En el frente diplomático destaca una propuesta del secretario general de la ONU, Kofi Annan, que ayer se ofreció a pedir la detención de los bombardeos si Belgrado cumple cinco condiciones, entre las que está el despliegue de una fuerza militar internacional en Kosovo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de abril de 1999

Más información

  • Kofi Annan presenta un plan de paz que incluye tropas en Kosovo