Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

12 años de cárcel a una funcionaria que pedía dinero para la lucha contra ETA

La Audiencia Provincial de Pamplona ha condenado a doce años de prisión a la ex habilitada económica de la Delegación del Gobierno en Navarra María José Rubio como autora de delitos continuados de malversación de caudales públicos y fraude, así como a su ex marido, José Manuel Gil Oslé, ex interventor del Parlamento navarro, penado a siete meses de arresto por malversación y falsedad en documento oficial. En la sentencia del caso de la Delegación del Gobierno, difundida ayer, el tribunal absuelve por falta de pruebas al ex secretario general de esa institución, Mariano Berduque, al que la fiscalía y las acusaciones particulares consideraban cooperador necesario de Rubio en la obtención fraudulenta de más de 700 millones entre 1987 y 1993.Esta cantidad fue entregada por empresarios a los que se hacía creer que colaboraban en la lucha contra ETA bajo el pretexto de que los fondos reservados de Interior llegaban con retraso. Rubio devolvió la mayor parte de este dinero con intereses de hasta un 30%, pero se quedó con unos 200 millones, según el cálculo pericial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999