Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESOS

La policía clausura en Elche un recinto de peleas de gallos

Las peleas clandestinas en las que las apuestas alcanzan cifras de vértigo son moneda habitual en las comarcas del Baix Vinalopó y de la Vega Baja, en Alicante. La brigada de Medio Ambiente de la Policía Local de Elche clausuró, el pasado 14 de marzo, un recinto incluido en una casa de campo en el que cada fin de semana se celebraban, supuestamente con la mediación de apuestas, peleas de gallos. Cuando se personó la patrulla, a las once de la mañana del domingo, más de veinte personas se encontraban junto a un recinto de pelea donde dos gallos se enfrentaban a muerte. Junto al coso, dispuesto de manera circular con unas cañas y con un pavimento repleto de sangre y plumas, hallaron más de veinte gallos enjaulados que, al parecer, eran usados para el mismo fin: la lucha hasta la muerte de los animales. La policía ya ha tramitado el expediente sancionador, entre otros asuntos, "por incurrir en ilegalidad sobre la protección de animales de compañía", según señaló ayer el concejal de Medio Ambiente de Elche, Juan Antonio Oltra. El delito por organizar apuestas "es muy difícil de demostrar", según señalaron ayer fuentes policiales. La señal de aviso llegó con la denuncia de que en ese lugar, enclavado en medio del campo de Elche, se realizaban peleas de perros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 1999