Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herido en un atentado en Sarajevo un miembro del Gobierno de Bosnia

, Jozo Leutar, viceministro de Interior de la Federación croatomusulmana en Bosnia, ingresó ayer en estado crítico en un hospital de Sarajevo después de que una bomba estallara al paso de su coche. El atentado se produjo a las ocho de la mañana (hora española) en pleno centro de la capital bosnia. "La bomba fue activada probablemente por control remoto", informó la policía.El político, que junto con su chófer y otro acompañante se dirigía a su oficina cuando explotó el artefacto, sufrió múltiples heridas, resultando afectado el cerebro. Fuentes médicas señalaron que se practicaron cuatro intervenciones quirúrgicas. Los acompañantes de Leutar sufrieron heridas de menor gravedad. El atentado fue calificado por fuentes croatobosnias como "acto terrorista", aunque ayer todavía nadie se había responsabilizado del hecho. El ministro del Interior, Mehmed Zilic, se negó a comentar quién podría estar detrás del atentado, mientras que fuentes occidentales apuntaron como posible motivo la lucha que llevaba a cabo Leutar contra la corrupción.

La oficina del Alto Representante de la Comunidad Internacional para Bosnia, dirigida por Carlos Westendorp, lamentó el ataque, aunque no quiso sacar conclusiones: "Puede haber motivos exclusivamente políticos o exclusivamente criminales", dijo un portavoz.

Por otra parte, la oficina de Westendorp reiteró ayer en un comunicado su rechazo a colaborar con un Gobierno serbobosnio formado por miembros de los partidos ultranacionalistas. "La comunidad internacional sólo apoya a un Gobierno basado en la coalición moderada Sloga", afirmó una declaración del Alto Representante.

El comunicado constituye un aviso al vicepresidente de la República Srpska, Mirko Sarovic, actual responsable de la entidad serbia en Bosnia tras la reciente destitución del radical Nikola Poplasen por parte del propio Westendorp. Mientras, en la ciudad de Banja Luka, miles de serbios se manifestaron contra la decisión de repartir la administración de Brcko entre serbios y croatomusulmanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de marzo de 1999