Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE estima que el campo perderá 100.000 millones anuales

La UPA afirma que cerrarán 100.000 explotaciones con el pacto de la UE

El portavoz de Economía del Grupo Socialista del Congreso, Juan Manuel Eguiagaray, estimó ayer que el pacto de los ministros de Agricultura de la Unión Europea para reformar la Política Agrícola Común (PAC) recortará las rentas de los agricultores españoles en 100.000 millones de pesetas anuales. En este mismo sentido, la organización agraria UPA estima que la pérdida para España se situará entre 60.000 y 80.000 millones de pesetas y un 10% de los activos agrarios, es decir, unas 100.000 explotaciones familiares.

Juan Manuel Eguiagaray afirmó ayer que "se quiere hacer pasar por una mejora lo que, a todas luces, es una pérdida de renta para el campo. El portavoz socialista añadió que el acuerdo alcanzado en Bruselas supone un descenso del 5% en las rentas agrarias, que viene a sumarse a la pérdida de otro 6% en el periodo 1996-1998.Eguiagaray criticó la satisfacción con que la ministra de Agricultura acogió el acuerdo de Bruselas e indicó que Loyola de Palacio ha ocultado que las 550.000 toneladas de leche en las que se aumenta la cuota láctea española no tienen derecho a prima, y que este sector perderá cerca de 33.000 millones de pesetas por la rebaja de los precios de intervención y el previsible descenso de los precios que provocará el aumento de la oferta.

Respecto al vacuno, el portavoz socialista señaló que el aumento del número de animales que se contempla para España no compensará la reducción pactada del 20% de los precios y que se traducirá en un descenso de las rentas de este sector cercano a los 30.000 millones de pesetas.

Eguiagaray seguró, por último, que las rentas de los cultivos herbáceos sufrirán un descenso de 40.000 millones de pesetas, de los que 23.000 millones corresponderán a los cereales, debido a la reducción del 20% en los precios de intervención que contempla el pacto alcanzado por los ministros de Agricultura de los Quince, que no será compensada por el aumento de las ayudas.

Críticas de la UPA

Estas críticas fueron reiteradas también ayer por el secretario general de la UPA (Unión de Pequeños Agricultores), Fernando Moraleda, quien subrayó que, de momento, no se trata de un acuerdo, sino de un compromiso, y advirtió que Francia se ha opuesto a su contenido, "y será la primera vez en la historia de la UE que haya modificaciones en contra de ese país".Moraleda insistió en que el acuerdo "tiene mucha letra pequeña, que está siendo conscientemente ignorada por Loyola de Palacio", y avisó que con la "propaganda" no va a engañar a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos.

El responsable de la UPA estimó que en los cereales se potencia el absentismo y se ayuda a los "cazadores de prima", lo que provocará unas pérdidas de 30.000 millones de pesetas, y que el cultivo de girasol desaparecerá de España, con unas pérdidas de 17.000 millones, así como un grave impacto en el cereal.

También el sector lácteo se verá perjudicado, según Moraleda, a pesar del incremento de la cuota, porque los aumentos en otros países, como Francia, repercutirán en una caída de los precios nacionales al inundarse el mercado de leche más barata. Añadió que los ganaderos que no tengan al menos 12 vacas serán expulsados del mercado y cuantificó las pérdidas en este sector en 24.000 millones de pesetas.

Moraleda afirmó que "es un acuerdo malo para España y para el 85% de las explotaciones agrarias y ganaderas" y pidió al presidente del Gobierno que "el acuerdo sea modificado" en la próxima cumbre de Berlín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de marzo de 1999