Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Granada promueve el diálogo entre islamistas y bereberes de Marruecos El tamazigh se enseñará en la Universidad

La Concejalía de Cultura de Granada, en colaboración con la Universidad Euro-Árabe y la Fundación Montgomery Hart de Estudios Magrebíes, ha organizado un seminario internacional en torno a la problemática del Islam y de la cultura Amazigh (bereber). El objetivo del encuentro era iniciar una vía de diálogo entre las dos corrientes populares más activas y representativas del panorama socio-político en Marruecos: los movimientos islamistas y las asociaciones amazigh. La presencia de 2.000 estudiantes marroquíes en la Universidad de Granada, de los que la mitad son bereberes, justificaba el encuentro. El jeque Abdesslam Yassin, líder del movimiento islamista radical Justicia y Caridad, había lanzado una invitación al "diálogo con los amigos amazigh" hace ya dos años en un libro ampliamente difundido en Marruecos. Una publicación cuya tesis "niega la pluralidad y diversidad de culturas" y defiende la "preferencia de la lengua árabe" llegando a acusar de "infieles" a los que no creen en ella, según estiman las asociaciones amazigh. No obstante, a juicio del profesor Mohamed Chami, presidente de la Confederación de Asociaciones Culturales Tamazigh, representa una "postura nueva" de Justicia y Caridad y "abre la puerta al diálogo". La difusión de cintas en lengua tamazigh con los discursos político-religiosos del jeque Yassin, así como la posible aceptación de la traducción al tamazigh del Corán por los movimientos islamistas será un indicador de las relaciones entre ambas corrientes. Debate y polémica Durante los días del encuentro, amazigh e islamistas han debatido, dialogado y polemizado en la Universidad Euro-Árabe de Granada. Además del profesor Chami, pasaron por la tribuna el abogado Ahmed Adghirni; Agharbi Mussa, de la Universidad de Uxda; Abdelmunim Chawki, director del periódico Assada, de Nador, copatrocinador del encuentro, y Rachid Raha, moderador en nombre de la Fundación Montgomery Hart. Todos ellos defendieron con diferentes matices la tesis de que la "resistencia armada amazigh" en la historia no fue a la religión islámica sino a los generales omeyas y argumentaron que los pueblos amazigh son "esencialmente musulmanes", y se mostraron partidarios del "diálogo democrático". El debate, siguiendo la invitación del concejal de Cultura de Granada, Fermín Camacho, que abrió el encuentro, fue intenso. Militantes de Justicia y Caridad, del Movimiento por la Nación Islámica y seguidores de la Alternativa Civilizacional -estos dos últimos movimientos islamistas igualmente radicales de cierta implantación en las Universidades marroquíes- respondieron a la invitación al diálogo. Es la primera vez que las dos principales corrientes políticas y socio-culturales marroquíes someten a debate público sus posiciones. En la perspectiva de una transición democrática que se inicie con la sucesión al trono en Marruecos, la conjunción de estas fuerzas puede dar estabilidad al futuro político del país magrebí. El rey Hassan II ha pedido el desarrollo urgente de un proyecto para que el próximo curso se enseñe la lengua tamazigh en las universidades marroquíes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de marzo de 1999