Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE AUSTRALIA

"No me esperaba un estreno así"

Ni él ni nadie. Pensar en un éxito así para el estreno pertenecía al dominio de la imaginación y de los sueños. "No esperaba ser sexto en la primera carrera", reconoció Pedro Martínez de la Rosa.Después de las 56 vueltas del Gran Premio de Australia, entró en la historia de la F-1. Sumar un punto el primer día, y hacerlo con un coche poco competitivo como el Arrows, está sólo al alcance de los elegidos.

"La clave ha sido la segunda parada para repostar", dijo. "Volví a salir en sexta posición delante de mi compañero de equipo y entonces tiré a tope".

En las últimas vueltas aún tuvo que sufrir: "Por la radio me dijeron que conservara el motor, y me concentré en cambiar de marcha sin revolucionarlo".

Llegó a meta con dos segundos de ventaja sobre su compañero, el japonés Takagi, a quien ya batía regularmente en el campeonato nipón de F-3000.

Otro de los momentos importantes fue cuando le adelantó Schumacher. "Mi ingeniero me decía que le dejara pasar y yo pregunté si venía a doblarme o por el puesto".

"Me dijo que por el puesto y que no hiciera nada absurdo. No le he puesto muchas dificultades. Cuando vienen Schumacher o Hakkinen, hay que saber que tienes que dejarlos pasar sin perder mucho tiempo, y engancharte detrás de ellos".

Gené, por su parte, explicó: "Ha sido una lástima porque me encontraba más a gusto de lo que me esperaba. Esta primera carrera me ha sabido a poco". También felicitó a su colega: "Lo que ha conseguido Pedro es muy importante para el automovilismo español".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de marzo de 1999