Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cartel del Congreso refleja a las mujeres como bailarinas de cancán

Un cartel que nació con la intención de unir a las diputadas para celebrar en el Congreso el Día de la Mujer Trabajadora (8 de marzo) estuvo ayer a punto de aguar la fiesta. La imagen refleja un Congreso de las Diputadas en el que cuatro piernas femeninas, con liguero y tacón de aguja, en una postura típica de las bailarinas de cancán, se convierten en las columnas de entrada al edificio.Su carácter "ofensivo, sexista y humillante", en palabras de la diputada socialista Amparo Rubiales, llevó a los grupos de la izquierda -PSOE, Izquierda Unida y Nueva Izquierda-Iniciativa per Catalunya- a pedir su retirada inmediata y una disculpa del presidente de la Cámara baja, Federico Trillo, del Partido Popular (PP), y a avisar de que si Trillo no pedía disculpas no habría diputadas socialistas en el acto. La Presidencia del Congreso aseguró ayer que no ha tenido "nada que ver" en la polémica, y que Trillo se limitó a dar permiso para ceelbrar la jornada.

El cartel no colgó de ninguna pared, sino que fue repartido entre las 83 diputadas (el 24% de los escaños) junto a una invitación al acto, que se celebrará el día 10, firmada por María Bernarda Barrios (PP), secretaria primera de la Mesa del Congreso. Ésta aseguró ayer que sólo quería hacer un favor a Carmen del Campo (PSOE), quien se había ofrecido a organizar el acto, y a distribuir el cartel, como el año pasado, pero que esta vez no pudo hacer por estar enferma.

Rubiales aseguró ayer que el dibujo -cuyo autor es un hermano de la diputada del PNV Margarita Uría-, no ha partido de ningún socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999