Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La construcción de Vizcaya paró de forma unánime contra los accidentes laborales

El sector de la construcción de Vizcaya, que agrupa a cerca de 22.000 trabajadores, paró ayer de forma casi unánime para protestar contra la "sangría" de los accidentes laborales, que sólo en lo que va de año se han cobrado en este sector en la provincia cuatro vidas. Era la primera huelga general en la construcción vizcaína, convocada por los sindicatos mayoritarios después del accidente del pasado día 18 en las obras de ampliación del aeropuerto de Sondika, en el que murieron tres obreros. Encabezados por familiares de fallecidos, cerca de medio centenar de manifestantes recorrieron la Gran Vía bilbaína desde la sede de la ETT que contrató a dos de los fallecidos en Sondika -pintada con insultos como "asesinos" o "explotadores"- hasta la sede de la Inspección de Trabajo. PÁGINA 5

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999