Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El voto religioso y piadoso

El dirigente supremo de Irán y líder de los conservadores islámicos, ayatolá Alí Jamenei, pidió a los ciudadanos que votaron en las elecciones locales que se inclinaran por los candidatos conocidos por sus principios "religiosos y piadosos".Tras depositar su voto en el colegio instalado en el Palacio de Gobierno de Teherán, el líder, cuyo poder de tutoría sobre el país le confiere una autoridad por encima de la Constitución, pidió "orden y disciplina a los votantes".

Para Jamenei, cabeza visible de los conservadores islámicos, los candidatos elegidos deben ser "religiosos, piadosos, responsables y dignos de confianza", con lo que apuntaba a un modelo distinto al propuesto por los moderados del régimen, que propugnan la apertura internacional del país y el cambio interno desde un régimen teocrático a otro más civil.

Comentaristas políticos locales consideran que la transferencia de competencias desde el Gobierno moderado a los entes locales -fenómeno que se produce por primera vez en la historia- sería una forma de dar más poder a estas instituciones civiles, mayoritariamente partidarias del presidente, Mohamed Jatamí, con el fin de contrarrestar la autoridad casi absoluta que los grupos religiosos, mayoritariamente conservadores, tienen en las localidades pequeñas del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999