Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón afirma en un auto que la coordinadora de euskera AEK está vinculada a ETA

El juez Baltasar Garzón afirma en un auto, por el que prorroga por otros seis meses el cierre del diario Egin y de las empresas vinculadas con la financiación de ETA, que AEK, la coordinadora de alfabetización en euskera próxima a Herri Batasuna, es una de las "grandes empresas"del proyecto Udaletxe, concebido por la organización terrorista ETA-KAS y en el que aparece como estructura subordinada a KAS, al menos en parte. Garzón recibió en noviembre pasado un informe pericial según el cual AEK ha incurrido en varios delitos fiscales puesto que nunca ha pagado impuestos.

El magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón requirió en enero pasado a la Hacienda vasca que reclame los impuestos correspondientes a AEK, según informaron fuentes jurídicas. Estas fuentes destacaron, sin embargo, que Garzón no tiene intención de ilegalizar, intervenir o suspender las actividades de la coordinadora de alfabetización en euskera próxima a HB, pues diferencia claramente entre su relación con el proyecto Udaletxe de ETA-KAS y la vinculación de Orain, editora del diario Egin, o de las otras empresas creadas para financiar a la organización terrorista.En AEK, algunas personas pertenecientes a KAS e integradas en la dirección de la coordinadora de alfabetización en euskera, trataban de influir para que AEK participase en los fines de ETA, según las mismas fuentes. Se detectaron también movimientos extraños de fondos, y la propia AEK de Guipúzcoa tiene intervenidas las cuentas por orden judicial, siendo el propio juez quien autoriza los pagos, por ejemplo los salarios de los profesores. Pero ello es sustancialmente diferente, según el criterio del magistrado, a la empresa creada con el objetivo de financiar a ETA.

En el auto de confirmación del cierre de Egin, dictado ayer por Garzón, se señala que tanto la suspensión de actividades y clausura provisional del diario, de la emisora de radio Egin Irratia y de las empresas del grupo Orain, como las medidas de administración judicial adoptadas en torno a ellos fueron adoptadas sobre la base de una serie de indicios que acreditan la inserción de estos medios de comunicación del "frente informativo" de ETA y del grupo empresarial en el denominado Proyecto Udaletxe, de ETA-KAS, "diseñado para conseguir la autosuficiencia económica del movimiento, con independencia de la propia organización terrorista".

Nuevos elementos

La resolución judicial añade que no han cambiado las circunstancias que aconsejaron el cierre de las empresas y las instalaciones mencionadas, y lo prorroga por otros seis meses.

"Esta situación", señala el auto, "no sólo es la misma en este momento procesal, sino que se ha consolidado aún más con nuevos elementos derivados de los análisis periciales en curso -el último relativo a AEK-, los informes de la Guardia Civil y de la Unidad Central de Información de la Policía (...) sobre vinculaciones Egin-ETA-KAS; informe (...) relativo a AEK, en el que se acredita que es una de las "grandes empresas" del Proyecto Udaletxe, concebido por ETA-KAS y en el que aparece como una estructura subordinada a KAS, al menos en parte; informe de la UCI (...) que se refiere a los denominados servicios de información de ETA-KAS y Egin".

El magistrado agrega que el levantamiento de la medida de cierre "sería tanto como dejar expedito y a expensas de los miembros directivos de la organización criminal que se investiga los instrumentos de desarrollo, justificación, potenciación de la actividad mantenida por la organización terrorista (...), y que son el periódico Egin y la emisora Egin Irratia, sin que exista un derecho de una organización ilegal (ETA-KAS) a tener un medio de ese tipo".

Garzón pondera la proporcionalidad de la medida y señala que el derecho constitucional permite el principio de injerencia por cuanto "se trata de evitar que una organización delictiva tenga una plataforma informativa integrada al servicio de los propios objetivos y fines del grupo terrorista, que incluyen los atentados contra la vida, la integridad física y moral, libertad y seguridad de las personas y la paz social".

El juez asegura que ha tratado de prevenir con la medida la continuidad de la acción delictiva y que un alzamiento del cierre de las empresas citadas entorpecería la labor de los peritos y de la administración judicial.

El escrito recuerda que "aunque existe una situación de tregua por parte de la organización terrorista, no es menos cierto que su actividad continúa y pretende tutelar, y lo consigue, el proceso mediante el ejercicio de la coacción y la amenaza -sin abandonar otros campos como el de la violencia callejera o kale borroka a través de las estructuras integradas en la propia ETA-KAS".

La vinculación de AEK al proyecto Udaletxe proviene de un documento incautado a la banda terrorista durante la operación de Bidart en 1992, cuando fue detenida toda la cúpula de ETA.

Tras el cierre de Egin y de que en otro auto de Garzón ya apareciera un documento que vinculaba a AEK con el Movimiento de Liberación Nacional Vasco, la coordinadora de alfabetización en euskera se había apresurado a negar cualquier vínculo con el MLNV y a reafirmarse como una asociación cultural independiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 1999

Más información

  • El juez prorroga por otros seis meses el cierre de "Egin" y de las empresas vinculadas a la banda