Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad expedienta al local que impidió entrar a un discapacitado

El consejero de Presidencia, Jesús Pedroche, ha abierto expediente sancionador a la discoteca Cheyene, en la avenida de Brasil (Tetuán), por negar supuestamente la entrada a un minusválido de 25 años, Pablo Insúa, que padece espina bífida. Pedroche considera que los hechos constituyen una falta muy grave que podría acarrear el cierre del local, de seis meses a dos años, o una sanción económica de 500.000 pesetas a 50 millones.El abogado del establecimiento sostiene que se le negó el acceso a Insúa porque estaba bebido y tenía una actitud conflictiva.

Según Pedroche, "la Administración no puede pasar por alto hechos como el ocurrido, ya que, de lo contrario, se abriría una espita injustificada que afectaría a los derechos más básicos de las personas". "Vamos a actuar con rapidez ante un hecho tan insolidario y prepotente", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999