Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALESLA GUARDIA CIVIL INTERVINO EL ALIJO EN 1994

Juicio en Alicante a cuatro acusados de traficar con 514 kilos de hachís

La sección tercera de la Audiencia de Alicante juzgó ayer a cuatro hombres acusados de conspirar para traer a Alicante 514 kilos de hachís, intervenidos en Gata de Gorgos (Marina Alta) por la Guardia Civil en 1994. Uno de los procesados, Miguel Navarro, de 59 años, alegó en su defensa que funcionarios del Instituto Armado le implicaron en el caso porque era colaborador del Cesid, y no quiso ofrecer información relacionada con el caso Lasa y Zabala. El fiscal especial antidroga consideró "un cuento" esta versión.

Pese al calificativo, en sus conclusiones definitivas el fiscal rebajó la pena inicial de cuatro años de prisión y multa de 800 millones de pesetas a un año de prisión y multa de 40 millones. Otro de los imputados en este caso, Salvador Martínez, fue juzgado recientemente por la Audiencia Nacional al estar presuntamente implicado en la falsificación de 500 millones de pesetas, aprehendidos en Altea también por la Guardia Civil en la misma operación. En estos momentos está a la espera del fallo del alto tribunal. Los hechos enjuiciados ayer se remontan al 5 de mayo de 1994, cuando la Guardia Civil intervino un vehículo en cuyo interior encontró una bolsa con 292 millones de pesetas en billetes falsos de 5.000 pesetas, planchas para la impresión, fotolitos en blanco con la marca al agua de la imagen del Rey y otros útiles para la falsificación de moneda. La investigación condujo a la detención, dos días después, de Salvador Martínez, de 43 años, y José María Albaladejo, de 41, este último declarado en rebeldía. En el registro de las habitaciones de una casa de La Nucía donde pernoctaban los dos detenidos se encontraron más billetes falsos y 1.615 pastillas de éxtasis. Según el fiscal especial antidroga, Salvador Martínez y Miguel Navarro, realizaron varios viajes a Gata de Gorgos para entrevistarse con los otros dos acusados, los hermanos Abdelouahid y Omar Daiday. En Gata pactaron transportar hasta Alicante más de 500 kilos de hachís. El día 22 de abril de ese año, la Guardia Civil intervino en Gata un vehículo cargado con la droga, conducido por un árabe que se dio a la fuga. Los letrados de la defensa pidieron la libre absolución para los cuatro por falta de pruebas. Durante la vista, Miguel Navarro, ex presidente del partido cantonalista Alicantón, declaró que la Guardia Civil le llegaron a ofrecer 100 millones de pesetas a cambio de información. "El general Galindo estaba en la cárcel y había que sacarlo", dijo al juez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 1999