Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albright: "Un trato a medias no es un trato"

Metidos en lo que se supone la recta final de las negociaciones, la táctica del Grupo de Contacto va dirigida a obtener en el menor tiempo posible la firma en el acuerdo de la delegación albanokosovar. De ahí, que Madeleine Albright, la secretaria de Estado de EEUU, dedicara buena parte de su jornada, ayer en Rambouillet, a convencer a la delegación de Kosovo de las ventajas que les acarrearía ser los primeros en firmar.La jefa de la diplomacia norteamericana desplegó todos sus recurso para vencer la frustración albanokosovar por la eliminación del referendo de autodeterminación y los recelos que suscita el párrafo que establece la convocatoria de una conferencia internacional al cabo de los tres años de autonomía. El párrafo, juzgado insuficiente por los albanokosovares, es el siguiente: "La Conferencia para pasar de una situación provisional (autonomía) a una situación definitiva se celebrará teniendo en cuenta la expresión de la voluntad del pueblo kosovar". La firma inmediata de los albanokosovares resulta trascendental, porque a menos de dos días del final de la conferencia, el Grupo de Contacto necesita descargar toda la presión sobre Belgrado. "La parte albanesa se está orientando hacia un sí al acuerdo, mientras que los serbios siguen sin hacer concesión alguna en algo tan importante como es el anexo militar; pero yo les he dejado muy claro que un trato a medias no es un trato", dijo Albright.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de febrero de 1999