Vizcaya descarta el peaje en Kanpazar y reduce a tres las nuevas carreteras de pago

El I Plan de Carreteras de Vizcaya, pendiente ya sólo de su aprobación definitiva, ha eliminado la implantación de uno de los peajes previstos -el túnel de Kanpazar-, con lo que las vías de pago finalmente serán tres: los túneles de Artxanda, un subfluvial en Leioa y el mantenimiento del pago en la A-8 a partir de 2003, cuando termina la concesión. El magno proyecto, con vigencia hasta el año 2016, incluye contempla un total de 192 obras en casi 330 kilómetros de carreteras y una inversión de 330.000 millones de pesetas.

El documento presentado ayer por el diputado de Obras Públicas, José Félix Basozabal (PNV), será prácticamente el definitivo. Un año después de que saliera a la luz el primer anteproyecto, ahora sólo queda el debate en las Juntas Generales y la ratificación definitiva, que la Diputación espera antes de este verano. El texto ha aceptado 56 de las 214 propuestas presentadas en el periodo de alegaciones ya finalizado, entre las que destacan la supresión del peaje previsto en el túnel de Kanpazar, a petición de la Diputación de Guipúzcoa. Este vial forma parte del corredor de Durango que se convertirá en una de las principales comunicaciones con los valles guipuzcoanos. Las tres vías en las que se pagará por su utilización tienen conexión directa con Bilbao. En la A-8, cuya concesión finaliza en junio de 2003, se mantendrá el peaje aunque las autoridades vizcaínas ya han anunciado que tendrá una importante disminución, que rondará el 50%. La autopista tendrá un tercer carril entre Durango y Basauri ante la mayor afluencia de vehículos que se espera. La segunda vía con peaje serán los túneles de Artxanda, cuyas obras empezarán en marzo o abril y su entrada en servicio se ha fijado para 2001. El pago oscilará, para los turismos, entre las 123 y las 172 pesetas. La tercera carretera de pago será el subfluvial de Lamiako, que discurrirá debajo de la ría del Nervión a su paso por Leioa y es la alternativa al intenso tráfico diario que soporta el puente de Rontegi; su apertura se ha situado en 2007 y unirá las dos márgenes de la ría a través de un túnel bajo el agua con un presupuesto de 17.000 millones de pesetas. Basozabal explicó que el plan contempla 129 obras diferentes, de las que saldrán 169 kilómetros de nuevas carreteras, mientras que en otros 160 se ejecutarán labores de desdoblamiento, nuevos carriles y otras actuaciones de mejora. "Con este plan actuaremos sobre 731 kilómetros, el 50% de la red total de carreteras vizcaínas", dijo. Todo ello supone una inversión de 330.000 millones aunque el coste de otros viales cuya ejecución se prolonga más allá del 2016 requeriría 466.000 millones, incluyendo los gastos financieros. El I Plan de Carreteras no sólo prevé construir más viales sino el impulso de la política de gestión viaria, con la implantación del centro de gestión de tráfico que proporcionará al automovilista datos sobre las carreteras antes y durante su trayecto. Se apuesta también por favorecer transportes alternativos, entre los que se cita a la bicicleta.

La A-8 tendrá en 2008 un tercer carril entre Santurtzi y el límite con Cantabria

Una de las actuaciones del Plan de Carreteras vizcaíno no prevista en un principio e incluida tras estimar las alegaciones presentadas es la construcción de un tercer carril en la autopista A-8, entre Santurtzi y el límite con Cantabria. Basozabal señaló que esta obra se iniciará en el año 2003 y concluirá en 2008 tras una inversión de 2.100 millones de pesetas. El diputado vizcaíno de Obras Públicas señaló que se habían aceptado las peticiones de un nuevo carril debido a la gran afluencia de vehículos que se registran en este tramo de la autopista, que atrae los fines de semana y la época estival a miles de automovilistas que se dirigen a la playa vizcaína de La Arena y a las situadas en la costa cántabra. Según contempla el Plan de Carreteras, el proyecto se desarrollará en tres tramos: el primero se iniciará en 2003, entre Santurtzi y Gallarta, con un coste de 656 millones; Gallarta-La Arena, con 774 millones de inversión, empezará a ejecutarse en 2007 y el último, entre La Arena y El Haya -en el límite con Cantabria- también comenzará en 2007 con un presupuesto de 666 millones. Basozabal añadió que también se ha incluido, a petición del Ayuntamiento de Bilbao, el anillo de circunvalación interno de la capital vizcaína, que posibilitará conectar el norte con la autopista A-8, así como la construcción de la variante del barrio de Rekalde, aunque está actuación no entra en el ámbito temporal del plan, con vigencia hasta el año 2016. Además, también en base a las alegaciones, se ejecutará el enlace en la localidad de Artea y se habilitará una conexión entre la futura variante de Gernika y la carretera que va a Bermeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 17 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50