Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tren Alaris estrenó ayer la ruta entre Madrid y Valencia

El tren basculante de altas prestaciones que Renfe ha bautizado con el nombre de Alaris estrenó ayer con seis frecuencias diarias por sentido la ruta entre Madrid y Valencia -con prolongaciones diarias a Castellón y a Gandía los fines de semana- en sustitución de los Intercity. Unirá ambas capitales en tres horas y media, 20 minutos menos que en la actualidad. Estos veteranos trenes prestarán sólo tres frecuencias diarias y mantendrán sus precios habituales, 5.700 pesetas para el billete de primera clase y 4.300 el de segunda. Los bonos para cuatro viajes permiten rebajar ese coste a 3.000 pesetas.Las tarifas del Alaris, por el contrario, se elevan a 5.600 pesetas para la clase turista y 8.100 para la clase preferente, que da derecho a una comida, prensa, bebida de recepción y aparcamiento gratis en las estaciones que dispongan de este servicio.

Renfe justifica esta diferencia de tarifas en razón a las elevadas prestaciones del nuevo tren, que consta de tres vagones, dos de ellos en clase turista, y alcanza una velocidad punta de 220 kilómetros en los tramos de vía que han sido remodelados.

El nombre de Alaris no esconde ningún significado. Fue propuesto por una empresa especializada en buscar nombres comerciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de febrero de 1999