Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un distribuidor de gas butano muere en un accidente laboral

Un nuevo accidente laboral ensombreció ayer la ya larga lista de siniestros laborales registrados en la Comunidad Valenciana. Rafael Pla, de 68 años y propietario de una empresa distribuidora de gas butano de Alcoy, falleció a las nueve y media de la mañana de ayer sábado a consecuencia de las graves heridas que le provocó una máquina transportadora de bombonas de butano. El suceso ocurrió en la planta de almacenamiento de la mencionada empresa distribuidora, de Repsol butano, ubicada en la partida de Els Algars en el término municipal de Cocentaina. Según fuentes policiales, el propietario, que falleció en el acto, no se encontraba solo en el almacén en el momento que le sobrevino la muerte. Nada más producirse el fatal incidente los trabajadores de la empresa cerraron el acceso a la planta e informaron al público de la clausura el servicio de venta al público hasta el próximo lunes. De manera paralela, la Guardia Civil inició a primera hora de la mañana las primeras diligencias de las que a continuación se hizo cargo el Juzgado de Instrucción número 1 de Alcoy, cuyo juez de guardia se desplazó al lugar de los hechos para tratar de esclarecer las circunstancias que acarrearon el accidente mortal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999