VIOLENCIA FAMILIAR

Un hombre se entrega tras herir a su ex mujer en Massamagrell

Entró en la peluquería que regenta su ex mujer en Massamagrell (L"Horta Nord) ayer a media tarde y, sin mediar palabra, le asestó tres puñaladas. Una en el vientre y dos más en el muslo derecho. Mientras María Elena Madrid Garrido, de 41 años, yacía en un charco de sangre ante la mirada atónita de las dos clientes que se encontraban en ese momento en la peluquería, el agresor, Antonio Monzálvez Gil, de 43 años, se dio a la fuga. Pero la huida duró poco. Montálvez recapacitó y se entregó una media hora después. Pasó la noche en los calabozos de la Guardia Civil en Valencia. "Por las heridas [de la víctima] manaba sangre a borbotones, pero estuvo consciente en todo momento", comentaba un policía local. Una ambulancia del SAMU trasladó a la mujer al hospital Clínico de Valencia, donde ingresó sobre las ocho y media de la noche. Nada más reconocerla, los cirujanos decidieron que requería una intervención quirúrgica urgente por la gravedad de las heridas, que le habían hecho perder mucha sangre. El intento de homicidio se produjo en el número 5 de la calle Mestre Roque Gorriz, el domicilio de la madre de María Elena. Vivía allí desde que se separó y había instalado una peluquería en la planta baja. Los vecinos dicen que se habían separado y reconciliado varias veces. En el primer mes del año ya han muerto dos mujeres en la Comunidad Valenciana acuchilladas por sus parejas, una en Ontinyent y otra en Valencia. De seguir este ritmo se duplicarían las 12 víctimas mortales de la violencia doméstica en 1998.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50