Los análisis hallan partículas de hierro en el aire en El Pont de Vilomara

Responsables de la empresa Proces, que gestiona la planta de reciclaje de pilas y fluorescentes de El Pont de Vilomara (Bages), aseguran que no han encontrado ningún elemento nocivo para la salud relacionado con su planta en los análisis que han encargado para determinar a qué se debe el color amarillo que ha teñido las fachadas de la zona norte de la población. Pero tampoco se ha descartado su posible vinculación con la coloración. De momento, los análisis sólo han detectado partículas de hierro.

El Departamento de Medio Ambiente, del que depende la planta, mantiene que la tecnología de reciclaje de pilas de El Pont de Vilomara "hace improbable" la contaminación, pero al mismo tiempo ha encargado un análisis de urgencia para aclarar la causa y se ha comprometido a requerir a la empresa concesionaria que, si tiene alguna relación con la aparición de las manchas, "tome las medidas necesarias para evitar que se reproduzca el problema". El pasado sábado, unos 200 vecinos se manifestaron ante el Ayuntamiento tras comprobar alarmados que las fachadas y los coches adquirían un color amarillo. La hipótesis más plausible, según la empresa, es que las manchas se hayan producido por un proceso de oxidación de partículas de hierro, que se habrían sedimentado sobre las fachada. La empresa continuaba ayer su actividad con aparente normalidad, sólo interrumpida por la presencia de medios de comunicación, de curiosos y de técnicos de la Junta de Residuos, quienes tomaban muestras. Medio Ambiente indicó ayer que, a partir del resultado de los análisis, se tomaran las medidas pertinentes. La empresa no se atreve a descartar todavía que su actividad tenga algo que ver con la coloración, pero ha sido un alivio para ella comprobar que el elemento que se ha encontrado, el hierro, daña las paredes, pero no es perjudicial para la salud de las personas, según ha explicado Jordi Falgueras, responsable técnico de la planta. El mismo Falgueras ha indicado que en los materiales de construcción estudiados "no hay presencia ni de cadmio, ni de mercurio..., ni de ningún elemento que se pueda considerar perjudicial para la salud". La planta no trabaja, sin embargo, con un volumen elevado de elementos férricos que justifique la coloración por oxidación. Una explicación posible al fenómeno sería que los vapores de agua que se desprenden de la planta de pilas actúen como un imán para los elementos férricos suspendidos en el aire. La acción del viento del norte que suele soplar en esta zona, próxima al río Llobregat, habría provocado una lluvia sobre las casas. La coloración amarillenta puede ser debida a componentes férricos, pero también a algún sulfato. La presencia de vapores ácidos con calcio también produce sales y variaciones de color.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50