El fiscal afirma que las críticas de Millás ayudan al Ejército a "extirpar conductas delictivas"

El auto de archivo de la denuncia considera que debe prevalecer la libertad de expresión

El fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, considera que las críticas hacia el Ejército vertidas por el escritor Juan José Millás en un artículo "constituyen un elemento positivo esencial en nuestra convivencia democrática" y ayudan a las Fuerzas Armadas a "extirpar de su seno indeseables conductas delictivas". Ese criterio se expone en el decreto por el que se archiva la denuncia contra el escritor presentada por el Fiscal Jurídico Militar por injurias al Ejército. Sin embargo, el fiscal Mena considera que debe prevalecer "el ejercicio legítimo del derecho de expresión".

Juan José Millás declaró el jueves en calidad de testigo ante el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), y a la salida de su comparecencia anunció que Mena archivaría el caso, como ocurrió ayer.Esa resolución ocupa poco más de una página, pero expresa un criterio de la fiscalía de Cataluña muy distinto al de la fiscalía militar, que denunció al escritor por la publicación de un artículo el pasado 9 de diciembre en el Diari de Girona.

El artículo se titulaba "La paciencia del Ejército" y aludía al caso del sargento Juan Carlos Miravete, condenado a 15 años de prisión por matar de un disparo a un cabo cuando aquél estaba ebrio, y al cabo de la Brigada Paracaidista de Alcalá de Henares Paulino Pérez, cuyo contrato con el Ejército fue renovado pese a las reiteradas denuncias de malos tratos presentadas por sus subordinados.

El fiscal José María Mena recuerda que esos dos casos han tenido eco en los medios de comunicación y lo único que hace el escritor es expresar "sus impresiones derivadas de la conjunción de ambas noticias, así como de las circunstancias que han permitido o dado lugar a que se hayan llegado a producir".

Amplia jurisprudencia

El auto de archivo añade que "la severa crítica, y la acidez de su tono, no desbordan el marco del legítimo ejercicio del derecho de expresión puesto en práctica por el autor" y que coincide con la "masiva y pacífica jurisprudencia del Tribunal Constitucional que, por ser notoria, se excusa su cita".El fiscal jefe de Cataluña recuerda que "las instituciones fundamentales del Estado vienen dando muestra cotidiana de su capacidad para asumir las críticas que reciben, por severas o ácidas que sean, incluso cuando se estimen como injustas". En este sentido, añade que esas críticas no se consideran ofensivas, "sino como participación cívica en la corrección de sus defectos o en la subsanación de sus insuficiencias".

El artículo de Millás se iniciaba con la frase: "Digámoslo rápido: un canalla como Dios manda no se hace en un día" y en el caso de Paulino Pérez, el escritor decía que era "todo un hombre, al fin y al cabo, lleno de virtudes castrenses o castrantes, según como se mire". Y concluía: "El Ejército sabe que un Miravete no se constuye en dos semanas, ni siquiera en dos años. Se ha detener paciencia: se empieza golpeando en la cabeza al soldado con la culata del fusil y cualquier día se le dispara un tiro en el pecho a bocajarro."

Mena considera que el artículo "manifiesta la objetividad de unas realidades acaecidas, acontecimientos finales de situaciones prolongadas en el tiempo, que razonablemente conducen la reflexión del autor, (...) a la severa crítica, la cual constituye un elemento positivo esencial, en nuestra convivencia democrática, para ayudar al Ejército a extirpar de su seno indeseables conductas delictivas, como las referidas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de enero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50