Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las declaraciones serán a puerta cerrada

Sólo una nueva votación sentaría a los testigos frente al pleno del Senado. Las comparecencias tendrán lugar a puerta cerrada, aunque posiblemente serán grabadas en vídeo. Cada senador recibirá posteriormente una cinta junto con la transcripción de las declaraciones.El líder republicano en el Senado, Trent Lott, fue el encargado de negociar un calendario intenso pero rápido. Representantes de los dos partidos negociarán hoy a primera hora el programa inmediato. Vernon Jordan, amigo personal de Clinton, el consejero presidencial Sidney Blumenthal y Monica Lewinsky tendrán que someterse cada uno a seis horas de preguntas de los fiscales y de los abogados de la defensa, repartidas en tiempos iguales.

Las comparecencias serán a puerta cerrada en presencia de dos senadores que actuarán como mediadores. Las declaraciones serán grabadas íntegramente en vídeo, si así se establece en el acuerdo de procedimiento. Si fuera así, el próximo lunes cada senador recibirá una copia de la cinta y de la transcripción.

Tendrán 24 horas para estudiar las declaraciones. Si en función del contenido algún senador presenta una moción para solicitar una nueva comparecencia de los testigos, la propuesta se votaría el martes próximo. Sólo un voto afirmativo por mayoría simple obligaría a los testigos a comparecer en persona ante el pleno de la cámara.

En el caso de que las comparecencias de los testigos se limiten a su declaración a puerta cerrada, la acusación y la defensa comenzarían a exponer sus conclusiones finales a partir del próximo miércoles. Después de la deliberación (nuevamente a puerta cerrada), a finales de la próxima semana o comienzos de la siguiente llegaría el voto final sobre las acusaciones de impeachment.

En todo caso, según Lott es "improbable" que la votación final llegue antes del sábado de la próxima semana y previsiblemente quedaría aplazada a la semana posterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de enero de 1999