El pulmón del mundo

La Amazonia, en cuyo corazón el terrateniente Cecílio do Rego ha comprado siete millones de hectáreas, es el pulmón por el que respira el mundo. Es el gran gigante ecológico de la tierra. Supone la mitad del territorio de todo Brasil, y no es sorprendente que sea una tierra codiciada por todos. De ahí el que sea depredada por tirios y troyanos y que en ella se produzcan tantos incendios. Hace cuatro años, cuando este periodista visitó Matto Grosso, casi no pudo aterrizar por el humo producido por 13.000 incendios simultáneos en la zona. Hasta ahora se ha quemado un territorio semejante a toda Francia.La Amazonia se originó hace más de cien millones de años. Cuenta con el río más largo del mundo, el Amazonas, de 6.500 kilómetros. Su nivel puede subir hasta diez metros de altura. Mientras que en el conjunto de los ríos europeos las especies de peces no superan las 200, en la Amazonia superan holgadamente las 3.000. Cada año se capturan 20 millones de peces, destinados a usos ornamentales, en el tramo medio del Río Negro.

Más información
Un empresario se adueña ilegalmente de siete millones de hectáreas de la Amazonia

La mitad de los 30 millones de especies de insectos que existen están en este territorio de la Amazonia, que supone sólo el 7% de la superficie de la tierra.

La Amazonia, además de ser el gran pulmón por el que respira el planeta, constituye también su gran farmacia. Actualmente, en todos los laboratorios farmacéuticos del mundo se estudian nuevas medicinas basadas en las plantas de la Amazonia, y no puede descartarse que aquellas selvas, algunas todavía inexploradas, reserven aún tesoros incalculables para la futura medicina natural.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS