Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué califica de "polémica artificial" las críticas por el método de designación de Aguirre

El portavoz del Gobierno, Josep Piqué, restó ayer importancia a las críticas de la oposición por el método de designación de la candidata a la presidencia del Senado, Esperanza Aguirre. Piqué calificó de "polémica artificial" la censura de sus oponentes por no haber sido informados desde el propio Senado de que su presidente, Juan Ignacio Barrero, iba a ser sustituido por la ministra de Educación para aspirar a la presidencia de Extremadura. El ministro portavoz dijo que "todo se ha hecho con la máxima corrección" y calificó de "abuso de lenguaje" las analogías con los nombramientos durante la dictadura.

El nuevo Gabinete celebró ayer su primera sesión de Consejo de Ministros y procedió a nombrar los segundos niveles de los ministerios remodelados. El portavoz confirmó que los cambios en el Gobierno son consecuencia exclusiva de los nombramientos en el Partido Popular (PP) al hilo del Congreso que celebrará el próximo fin de semana. "Hay un Congreso del PP el próximo fin de semana y una voluntad de dar un impulso a la acción política del PP para seguir siendo un instrumento eficaz para nuestro país" en los próximos años.El portavoz argumentó, en respuesta a las críticas de la oposición, que los nombramientos del nuevo secretario general y ex ministro de Trabajo, Javier Arenas, y la candidata a la Presidencia del Senado y ex ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, corresponde hacerlos legítimamente al presidente del Gobierno, José María Aznar, en su calidad de presidente del PP y del Grupo Parlamentario Popular. "No creo que a nadie le vaya a extrañar que ese impulso del PP vaya asociado al cambio de determinadas responsabilidades", dijo Piqué.

En clave interna, el traslado del equipo político de Mariano Rajoy del Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) al Ministerio de Educación y Cultura ha dejado desmantelada la cúpula política del MAP. Su nuevo titular, Ángel Acebes, ex coordinador general del PP, ha construido un equipo nuevo, extraído de altos cargos descolgados en otros ministerios en esta remodelación.

La excepción es Francisco Camps, nuevo secretario de Estado de Administración Territorial, que procede de la Generalitat Valenciana, en la que ha sido consejero de Educación. Antes, fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia. De esa época data su amistad con Acebes que, a su vez, ocupaba la alcaldía de Ávila. El hecho de que lo haya reclutado para su ministerio ha causado el consiguiente descontento del presidente valenciano, Eduardo Zaplana.

Para la Secretaría de Administración Pública, Acebes ha situado a Ignacio González, subsecretario de Educación y Cultura, hombre de confianza de Aguirre, y también con experiencia en el área local, ya que fue director de servicios de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid. Acebes trata de reforzar con estos nombramientos el municipalismo en la gestión de su ministerio. El jefe de Gabinete de Acebes será Manuel Horrillo, director del Gabinete Técnico de la Subsecretaría de Trabajo y Asuntos Sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de enero de 1999

Más información

  • Acebes monta una nueva cúpula en Administraciones Públicas, tras su desmantelamiento por Rajoy