Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REAJUSTE DEL GOBIERNO

Arenas visita a los sindicatos y la patronal para despedirse de ellos como ministro

Javier Arenas inició ayer su nueva etapa política con una actuación que define su talante y las cordiales relaciones que mantiene incluso con los adversarios. Así, acudió a las sedes de los sindicatos Comisiones Obreras y UGT y de la patronal CEOE para despedirse como ministro de Trabajo de sus dirigentes.La ronda la organizó el propio Arenas a partir de las once de la noche del lunes, tras una jornada que se supone apretada e intensa y en la que se había hecho público que será el candidato oficial a secretario general del PP en el inminente congreso. Desde los sindicatos y la patronal se acogió su iniciativa con sorpresa al considerarla inaudita.

Arenas acudió acompañado de su sucesor en Trabajo, Manuel Pimentel, hasta ahora el número dos del ministerio. Primero visitaron al secretario general de CCOO, Antonio Gutiérrez; después, al presidente de la patronal, José María Cuevas, y finalmente, al máximo dirigente de la UGT, Cándido Méndez. Arenas explicó que su visita a las sedes de los sindicatos y de la patronal era un gesto obligado de reconocimiento y agradecimiento sincero por el compromiso permanente de estas organizaciones con el conjunto de la sociedad y con la búsqueda de soluciones a sus problemas.

Ante Gutiérrez destacó su "convicción sincera de la apuesta de CCOO por el diálogo social", que ha permitido llegar a acuerdos importantes en algunas materias y que en otros casos se ha cerrado con desacuerdos, según repitió después ante Cuevas y ante Méndez.

A los responsables de la patronal les agradeció "la permanente colaboración y lealtad" que han mantenido en sus relaciones con el ministerio que ha dirigido pese a algunas etapas difíciles, como cuando se produjeron profundas discrepancias ante el Pacto de Toledo sobre las pensiones y en otras negociaciones.

En la UGT Arenas resaltó la relación de amistad que le une a Méndez, iniciada hace tiempo, cuando ambos desempeñaban sus respectivas actividades en Andalucía. En un paréntesis de la reunión que celebraba el líder del sindicato con su ejecutiva, el todavía responsable de Trabajo afirmó: "Somos andaluces, nos conocemos hace mucho tiempo y guardaré siempre un excelente recuerdo de la relación humana y profesional con UGT".

El dirigente ugetista expresó, al igual que había hecho previamente el de CCOO, su confianza en que Pimentel, como nuevo ministro, mantenga una línea de continuidad en el diálogo social y más aún en el cumplimiento de los acuerdos ya firmados. Para Méndez es "una cierta garantía" que Pimentel conozca los pactos y que haya participado en su gestación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de enero de 1999