Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Larry Flynt revela que un antiabortista acusador de Clinton pagó un aborto a su segunda mujer

Larry Flynt cumplió su amenaza. En una rueda de prensa celebrada en su oficina de Los Ángeles reveló que el congresista republicano Bob Barr, un cruzado antiabortista y miembro del equipo de acusación en el Senado del presidente Bill Clinton, cometió adulterio y pagó las facturas de una interrupción voluntaria del embarazo de Gail Vogel Barr, su segunda mujer. Flynt presentó como prueba una declaración jurada de ésta. El congresista Barr, que trató de esquivar a la prensa durante el día, se limitó a declarar: "Yo jamás he cometido perjurio", en referencia a Clinton.

Barr, un miembro del Comité de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes, es uno de los más activos rivales del presidente Clinton en el caso Lewinsky. Ahora, parece tocado. El empresario porno, Larry Flynt le acusa de haber cometido adulterio, negarse a contestar preguntas bajo juramento sobre su vida privada durante la resolución de los aspectos legales de su divorcio en 1985 y de financiar un aborto a su segunda mujer.Este es el aspecto más dañino para el congresista, pues se trata de un cruzado antiabortista. Según Flynt, Barr instó a Gail Vogel Barr a abortar en 1983, cuando todavía estaban casados. El famoso empresario pornográfico mostró a la prensa una declaración jurada de Gail Vogel Barr en la que ella afirma que su esposo la llevó al médico abortista e incluso pagó la factura. Barr respondió a estas acusaciones en una declaración en la que dice: "Nunca he sugerido, instado, o forzado el aborto a nadie".

Barr es el último republicano en caer en la campaña moralizadora de Flynt, quien en diciembre provocó la dimisión de Bob Livingston, el republicano de Luisiana que se preparaba para sustituir a Newt Gingrich como presidente de la Cámara de Representantes. Un par de meses antes, Henry Hyde, el presidente del comité de Asuntos Judiciales, se vio obligado a reconocer su pasado adúltero tras la revelación de una aventura sexual por la revista de Internet Salon. Flynt promete más sorpresas .

Flynt dice que fueron los conservadores los que desencadenaron esta inquisición sexual, y afirma que el único objetivo de su trabajo es desenmascarar la hipocresía de los republicanos que critican a Clinton por un comportamiento que ellos también practican.

Pero políticos de ambos partidos y varios expertos denuncian esta caza de brujas.. "Me entristece mucho que el dinero de Larry Flynt haya sido utilizado para separar a los padres de dos chicos que no merecen estar involucrados en la política de destrucción personal", dijo Barr ayer. Clinton y los demócratas también han lamentado "la política de destrucción personal" que se ha instalado en Washington. Pero su posición no convence a algunos republicanos, que sostienen que la Casa Blanca y sus aliados están detrás de la campaña contra republicanos como Barr.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de enero de 1999

Más información

  • Los conservadores atribuyen al editor "porno" una campaña de destrucción personal