Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torrenciales lluvias y fuertes vientos provocan el caos en Canarias

Santa Cruz de Tenerife

El fuerte temporal de lluvia y viento, con rachas de hasta 110 kilómetros por hora, que azota las Islas Canarias desde el jueves por la tarde ha provocado importantes daños materiales tanto en el litoral como en las zonas de medianías de todo el archipiélago, donde la agricultura se ha visto seriamente afectada. Los cortes de carreteras, el cierre de puertos marítimos, diques destruidos, viviendas anegadas y atrasos y cancelaciones de vuelos dibujaban un escenario caótico. No obstante, tan sólo hubo siete heridos leves.

El jefe de Climatología del Centro Meteorológico de Canarias Occidental, Pedro Aguilar, afirmó que la borrasca que afecta al archipiélago es bastante más intensa de lo habitual. "Lo extraño", añadió, "es que en una zona muy localizada ha llovido de forma muy intensa y a sólo unos kilómetros no se ha registrado prácticamente nada". Aguilar explicó que en esta ocasión han coincidido "una densa calima, un fuerte viento y cuantiosas lluvias". El caso es que el panorama en las islas tenía ayer noche una apariencia catastrófica.Las precipitaciones han sido especialmente intensas en La Palma, donde se han alcanzado los 190 litros por metro cuadrado; en El Paso y en Tenerife, donde llegaron a caer 130 litros por metro cuadrado y en La Izaña, donde la precipitación en forma de nieve se situó en 110 litros: medio metro de nieve.

La principales secuelas del temporal las sufrirá el campo. Las asociaciones de agricultores han hecho unas primeras estimaciones que sitúan las pérdidas en torno a los 50.000 millones de pesetas, siendo los cultivos más afectados los de plátano, tomate y papas. La mitad de la cosecha de estos productos ha sido seriamente perjudicada. Fernando Jiménez, presidente de la Asociación de Agricultores y ganaderos de Santa Cruz de Tenerife (ASAGA), que proporcionó esta cifra, señaló que pedirá ayudas a la Administración para paliar los daños "dada la importancia del desastre". No obstante, los organismos oficiales todavía no aventuran la cuantía de los daños.

El temporal de viento y agua ha precipitado el corte de plátanos para evitar que en la próxima zafra la fruta salga en malas condiciones, al tiempo que se estima un descenso en la producción platanera en torno al 30%, según la Asociación de Productores y Exportadores de Plátanos de Canarias. Las pérdidas en el sector ganadero son sensiblemente inferiores.

Puertos cerrados

Hasta última hora de ayer muy pocos puertos de las islas estaban operativos debido a los importantes destrozos sufridos como consecuencia del fuerte oleaje que durante horas los azotó. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, el puerto de la capital tinerfeña sólo permitió el atraque de un ferry que desde la tarde del jueves, y con 117 pasajeros a bordo, salió con destino a La Palma pero que, una vez en el puerto de Santa Cruz de la Palma, tuvo que regresar y permanecer frente a las costas tinerfeñas durante casi 24 horas. En la isla de Lanzarote, el puerto de Los Mármoles de Arrecife se mantenía operativo pese a que el dique de contención sufrió una rotura de 200 metros.

Las dársenas pesqueras de Los Llanos y de Anaga, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, han sido las más afectadas y en la primera de ellas, el fuerte oleaje se llevó un contenedor y 70 coches que estaban estacionados en el muelle para su posterior venta. El temporal produjo cuatro heridos leves en la zona portuaria y destrozó la escuela de vela del Cabildo insular y el muelle de la Escuela Universitaria de Náutica. En el sur de la isla el fuerte oleaje hundió numerosas embarcaciones pesqueras y de recreo y destrozó algunos refugios de pescadores.

Las estaciones marítimas de los puertos de La Estaca, en El Hierro, y del puerto de San Sebastián, en La Gomera, se inundaron y sufrieron daños considerables también a causa del fuerte oleaje.

Santa Cruz de la Palma se encuentra en estado de máxima alerta ante las previsiones de un empeoramiento del mar, habida cuenta del estado en el que el fuerte temporal dejó toda la ciudad. Los locales comerciales ubicados a lo largo de la avenida Marítima han quedado prácticamente destruidos por la acción del mar, y en el puerto se suspendieron todos los atraques. Esta capital permaneció toda la noche del jueves al viernes sin fluido eléctrico debido a la rotura de un generador que abastece a la ciudad.

En la provincia de Las Palmas, el puerto de la Luz también se vio afectado por el temporal, mientras que las comunicaciones marítimas entre Lanzarote y Fuerteventura se suspendieron desde última hora del miércoles.

Sin embargo, y pese al fuerte viento reinante, todos los aeropuertos de las islas, a excepción del de El Hierro, están operativos, aunque los vuelos han sufrido considerables retrasos y varias cancelaciones. En cuanto al estado de las carreteras, durante toda la jornada permanecieron cortados los accesos a las cañadas del Teide. Precisamente en una de las carreteras que va al Teide estuvieron atrapados los ocupantes de un vehículo que a última hora fueron rescatados por miembros de Protección Civil.

Continúa la alerta

Las previsiones meteorológicas sitúan la remisión del temporal que afecta al archipiélago en las primeras horas de hoy, sábado. El Instituto Nacional de Meteorología informaba ayer tarde que las rachas de viento comenzaban a amainar paulatinamente, al igual que el oleaje. Pese a esta ligera mejoría, los operativos de Protección Civil continuarán en alerta durante todo el fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de enero de 1999

Más información

  • Los agricultores cifran daños en 50.000 millones