APROBADAS LAS CUENTAS DEL ESTADO

Los sindicatos aseguran que los ciudadanos salen perjudicados

, El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró ayer que los Presupuestos del Estado para 1999, aprobados en el Congreso de los Diputados, son "malos" e "insolidarios" para la "inmensa mayoría" de la población y que con ellos "no se puede hilvanar" el diálogo social.

Agregó que habría que cambiarlos, especialmente los del Instituto Nacional de Empleo (Inem), para que hubiera posibilidades de llegar a un "diálogo fructífero". Por este motivo, Méndez insinuó la posibilidad de que UGT no acuda a la mesa sobre políticas activas de empleo pendiente de desarrollar con el Ministerio de Trabajo.

El líder de UGT criticó al Gobierno por su "ausencia" de compromiso en la lucha contra el paro y señaló que las recetas para la generación de puestos de trabajo son "poco imaginativas, manoseadas y viejas". Según Méndez, esta estrategia es contraria a la que se sigue en Europa, donde se están revisando las políticas de empleo y se apuesta por el crecimiento económico.

Más información
El Congreso aprueba la ayuda de 1,3 billones a las eléctricas con el apoyo de CiU y PNV

CCOO, por su parte, criticó la nueva figura de las fundaciones públicas sanitarias que ayer se aprobó en el Congreso. Según un comunicado, el sindicato que dirige Antonio Gutiérrez considera que esta medida está destinada a "dinamitar" el sistema sanitario público.

La central sindical opina que convertir cada hospital en una fundación supone la creación de "supermercados sanitarios" que "alimentarán a un ejército de proveedores privados comandados por las multinacionales del sector".

Retenciones

Por otra parte, las patronales CEOE y CEPYME mostraron ayer su satisfacción por las modificaciones introducidas a última hora en el real decreto que regula las retenciones a cuenta del IRPF, aprobado el pasado viernes por el Gobierno.Entre ellas destaca que las regularizaciones en los tipos de retención se puedan efectuar con carácter trimestral. Estas regularizaciones persiguen adaptar el pago a cuenta cuando se produce algún cambio en las retribuciones o en las circunstancias personales de los trabajadores.

Igualmente, señalan que es positivo permitir a los trabajadores comunicar sus datos a la empresa hasta el 31 de enero.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS