Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprender también es divertido

Aprender divirtiéndose o divertirse aprendiendo. Este es el eslogan de Ciencia Divertida, una empresa que se dedica a enseñar ciencia de una forma participativa a niños que cursan enseñanza primaria e infantil, entre 4 y 12 años. El objetivo consiste en despertar el interés, la creatividad y la curiosidad de los niños por el mundo de las ciencias de una manera amena y distendida. La idea proviene de Estados Unidos. En Euskadi se ofertan ya los servicios en euskera y castellano y se espera que Navarra lo realice en los próximos meses. Honorio, Iván y Borja, licenciados en empresariales, magisterio y psicología respectivamente, se decidieron el pasado verano a montar su propia empresa en San Sebastián. "Vimos un anuncio en una revista, contactamos con la franquicia y decidimos fundar Ikusi eta Ikasi, que oferta los servicios de Ciencia Divertida y grupos de verano para niños", relata Iván Rosset. "Llevamos varios años organizando campamentos. Tenemos claro que nos gusta el contacto con los chavales y además hemos estudiado para ello". A través de experimentos y juegos, los educadores tratan de conseguir que el niño esté atento durante la hora que dura cada clase, en la que "todos los chavales aprenden algo nuevo cada día. Además, Ciencia Divertida está diseñada como una actividad extraescolar y los niños vienen con más ganas". Los más pequeños aprenden el funcionamiento de los sentidos, cómo está formada la luz e investigan el sonido, y los mayores se adentran en el mundo de la química y la electricidad, realizando sus propios experimentos. "Se trata de enfatizar la función pedagógica, de crear una alternativa a la educación tradicional. Los alumnos realizan sus propios experimentos de una manera práctica, no teórica", dice Iván. A los educadores no se les pide un amplio conocimiento de las ciencias, sino paciencia y tolerancia con los más pequeños. "Introducir un huevo en una botella, o inflar un globo sin aire mezclando bicarbonato y vinagre son trucos que puede hacer cualquiera", asegura. El responsable de Ciencia Divertida en Euskadi y Navarra, Iñaki Goitia destaca que "cada año se renuevan los experimentos y los materiales". Precisamente esta semana han recibido el premio a la franquicia más innovadora que otorga la revista Franquicias Hoy. "Lo realmente novedoso que ofrecemos es el binomio educación-diversión. Los padres dan más importancia al primer aspecto, y los hijos al segundo". Y añade: " Habitualmente los niños estudian idiomas, informática o cualquier otra actividad pedagógica o de entretenimiento, como apuntarse al equipo de fútbol del colegio, pero normalmente no combinan los elementos ocio-educación". Los programas se adecúan a la legislación en materia de educación y se pueden adaptar a las necesidades de cada solicitante. "Estamos capacitados para realizar animaciones en casas de cultura o fiestas de cumpleaños".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998