Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ardanza defiende la presencia de los socialistas en el Ejecutivo

El lehendakari en funciones, José Antonio Ardanza, salió ayer en defensa de la presencia de los socialistas en el nuevo Gobierno autónomo en un momento en el que las negociaciones entre su partido, el PNV, y el PSE-EE están al borde la ruptura. La apuesta de Ardanza es reeditar el tripartito de la legislatura pasada (PNV-EA-PSE), pero sobre la base de que los socialistas acepten el plan Ardanza de pacificación.Esta propuesta de diálogo fue formulada por el lehendakari en marzo pasado y plantea que los hipotéticos acuerdos que alcancen las fuerzas democráticas y HB sean sometidos al refrendo de la sociedad vasca después de que se materialice el pacto.

El diálogo político versaría sobre el modelo de autogobierno de Euskadi. Las conversaciones con HB estarían supeditadas a la tregua duradera de ETA y a que la organización terrorista aceptara el resultado del proceso. El PP y el PSE rechazaron la iniciativa en el seno de la Mesa de Ajuria Enea.

En una entrevista concedida a El Correo, Ardanza asegura que prefiere el tripartito porque le gustaría incorporar al Gobierno vasco a un partido, el PSE, que considera "clave" en la pacificación. "Dado que el PP no se presta -está en otra onda-, hay que pedir a los señores del PSE que asuman este compromiso porque va a ser positivo para todos", recalca.

Guiño al PSE

En estos momentos, el PNV considera casi imposible la participación de los socialistas en el Gobierno de Vitoria por el fracaso de la negociación de un plan de paz. Pero, en un guiño hacia ellos, Ardanza reconoce que "habrá que buscar alguna fórmula para superar Lizarra [la declaración en la que se hace una apuesta decidida por la soberanía] porque este foro sólo acoge a unas determinadas fuerzas políticas", que es lo que distancia a los nacionalistas del PSE. "Al PSE no se le pone delante Lizarra, sino el plan Ardanza", según el lehendakari en funciones.El secretario socialista de Relaciones con los Medios, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió ayer de nuevo al PNV que su posible alianza con HB imposibilita el concurso de su partido en la formación del Gobierno: "HB ha tendido la mano al PNV y yo quiero decirle a Arzalluz que, si sigue agarrándose a HB, con el PSOE no puede contar".

Por su parte, el secretario general de los socialistas alaveses y miembro de la comisión del PSE que negocia con el PNV la formación del Gobierno de Vitoria, Fernando Buesa, aseguró: "De las conversaciones que hemos mantenido con los nacionalistas se desprende que no tienen ninguna intención de hacer un Gobierno con el PSE".

En esta línea se pronunció la portavoz adjunta de los socialistas vascos, Rosa Díez: "Lo que se nos propone es aceptar el acuerdo de Lizarra o no hay nada de qué hablar. Eso no es una propuesta de negociación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de noviembre de 1998