Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El titular italiano de Exteriores se opone al asilo político para Ocalan

El ministro italiano de Asuntos Exteriores, Lamberto Dini, aseguró ayer que estaba en contra de conceder el asilo político al líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdulá Ocalan, detenido en Roma desde el día 12, y advirtió de que Alemania puede comprometer la lucha internacional contra el terrorismo si no solicita su extradición.Dini aseguró en la cadena de televisión estatal RAI que la ley internacional no permite el asilo político en el caso de delitos como los atribuidos al líder kurdo. Turquía culpa al partido que lidera Ocalan de causar más de 29.000 muertos como resultado de su lucha por la independencia del Kurdistán, al sureste de Turquía. El caso Ocalan "trata de actos terroristas de naturaleza voluntaria. No tratamos con un víctima. Se otorga el asilo político cuando una persona es perseguida por sus ideas", explicó Dini en una entrevista con el diario Corriere della Sera.

Un tribunal italiano decidió la semana pasada que Ocalan debía permanecer detenido en Roma debido a la existencia de una orden de arresto internacional cursada por la justicia alemana. El tribunal dejó claro que Italia no aceptaría una petición de extradición de Turquía, donde el líder podría ser condenado a muerte y desde entonces, Italia ha esperado una respuesta de Bonn. "Es una responsabilidad moral de Alemania hacia nosotros", afirmó Dini quien agregó: "Es sencillo. Si un país que ha solicitado la detención no pide la extradición, se corre el riesgo de que ningún Estado detenga a un sospechoso por miedo a tener que retenerle. De esta manera, la lucha contra el terrorismo quedaría comprometida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998