Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inmovilizados en Albuixech 20.000 kilos de residuos tóxicos de Aceralia

La Guardia Civil inmovilizó el miércoles en el polígono industrial Mediterráneo de Albuixech (L"Horta Nord) un cargamento de 20.601 kilos de residuos tóxicos altamente contaminantes procedentes de la factoría de Aceralia en Avilés. Se trata de lodos de estaño que viajaron desde Asturias por carretera ocultando su condición peligrosa, sin las preceptivas placas, etiquetas y vehículos especiales, como si fueran sustancias inofensivas. Fuentes del caso afirman que este año han llegado a Albuixech media docena de envíos de este tipo.

Los residuos tóxicos eran enviados a la nave industrial de la empresa Hamman Española, SA, en el polígono de Albuixech. Esta empresa se debía encargar de gestionar su transporte hasta Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Los responsables de Hamman explican que nunca sospecharon que se tratara de un material altamente contaminante ya que "llegaba como si fuera lodo corriente, sin ningún distintivo especial". Desde Hamman aseguran que este año ya han recibido "cinco o seis cargamentos de este tipo" enviados desde la factoría asturiana de Aceralia. Por eso el miércoles descargaron "con toda tranquilidad" los palés de los camiones y se prepararon para transportarlos al Puerto de Valencia, para embarcarlos con destino a Dubai. Pero cuando los residuos ya estaban descargados se percataron de que el envío iba acompañado de un "documento de control y seguimiento de residuos peligrosos". "Nos extrañamos tanto", comentan en Hamman, "que decidimos llamar a la Guardia Civil". El Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil, se personó poco después en la nave. A las 16.50 horas, cuando conocieron la peligrosidad del material, decidieron inmovilizar los 20.601 kilos de lodos de estaño. Los agentes tomaron muestras para analizarlas y levantaron acta ante los Servicios de Contaminación de la Consejería de Medio Ambiente. La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer si Aceralia ha infringlido las normas de transporte de residuos tóxicos y peligrosos. "Si hubiera volcado un camión durante el viaje desde Asturias podría haber causado un grave problema de contaminación ya que esta sustancia es altamente contaminante en contacto con el agua", advierten fuentes de la investigación, que comparan la toxicidad de estos lodos con los que se vertieron por la rotura de la presa de Aznalcóllar. El estaño, que se utilizaba como antecesor del papel de aluminio, fue retirado de la alimentación hace una veintena de años por su alta toxicidad. La Consejería de Medio Ambiente está buscando un gestor que se haga cargo de estos residuos. De momento, la empresa Hamman aclara que no hay ningún riesgo de contaminación ya que los residuos tóxicos se encuentran a resguardo dentro de su nave industrial. Hamman se siente engañada por Aceralia, pero aún no ha decidido si acudirá a los tribunales. Aceralia es una antigua empresa pública que se privatizó el año pasado y produce anualmente cinco millones de toneladas de acero en sus factorías de Aviles, Bilbao, Navarra y Sagunto (Sidmed y Galmed). La empresa consume grandes cantidades de estaño que, tras ser utilizadas, son sometidas a un proceso de electrolisis para reutilizar el metal. En esta operación se generan unos lodos como los que han sido enviados a Albuixech. Un portavoz de la factoría de Avilés admite los hechos pero culpa a las empresas que le venden el estaño a Aceralia. "Tenemos un acuerdo con ellas para que se encarguen de retirar y comercializar los lodos de este metal que producen nuestras factorías", alega Aceralia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de noviembre de 1998

Más información

  • Fueron trasladados desde Asturias ocultando su carácter peligroso