Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo establece un plus para los inspectores de obras que más sancionen

Los inspectores del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que vigilan las obras de construcción en Madrid deberán sancionar cada uno a un mínimo de 14 empresas al mes (42 al trimestre), si quieren percibir el plus de productividad establecido por este departamento para combatir "la alta siniestralidad" que registra el sector. Además, deberán "visitar 156 empresas" inmobiliarias cada 90 días, "a razón de 52 mensuales y con un mínimo de obras visitadas de 51 al trimestre". Así consta en una instrucción, vigente desde el pasado abril, que ha remitido la Dirección General de Trabajo a todos los inspectores y subinspectores de España.En la instrucción se fijan los objetivos mínimos que deben cubrir estos profesionales para acceder al plus de productividad (unas 50.000 pesetas, aparte del sueldo, que en el caso de un subinspector se acerca a las 450.000 brutas). "Es antinatural y antiprofesional que se pague más por sancionar más", explica un inspector de Madrid, y añade: "Lo lógico es que hagamos nuestro trabajo lo mejor posible, pero no corriendo y a la caza de la infracción para que así nos paguen un plus".

Fuentes de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Madrid explicaron ayer que esta medida persigue exclusivamente combatir la siniestralidad laboral, que ha crecido este año. Para cumplir los objetivos marcados, los inspectores y subinspectores adscritos a Madrid tendrán que tramitar a lo largo de este año "expedientes liquidatorios (por ejemplo, por fraude en cotizaciones a la Seguridad Social)" contra empresas hasta totalizar casi 14.000 millones de pesetas. El objetivo fijado para este último trimestre es de 5.700 millones de pesetas.

Si quieren cobrar el plus íntegro también deberán descubrir este año a casi 650 extranjeros que estén trabajando sin estar dados de alta en la Seguridad Social. En lo que respecta a seguridad y salud laboral, la instrucción impone que se levanten unas 6.000 actas o requerimientos contra empresas, sean del tipo que sean, durante 1998.

El plus no sólo rige para la construcción, es aplicable también a los inspectores de locales públicos. "No nos importa hacer cuantas visitas sean necesarias, lo anormal es que tengamos que ir con la escopeta cargada y sacar un determinado número de millones que alguien ha calculado previamente sin tener en cuenta las circunstancias reales del mercado", afirma uno de los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 1998

Más información

  • Cada profesional de Madrid deberá abrir 14 expedientes al mes