MÚSICA

El trío catalán Dusminguet une pachanga con butifarra y vino en una mezcla de todos los sonidos de las ferias

La pachanga, la fiesta, la juerga, el rollo verbenero pero todo entendido como actitud no frívola sino de protesta, es lo que se trae entre manos el trío catalán que hoy actúa en Suristán: Dusminguet. Deudores en la forma de hacer música de la esbozada por Mano Negra, el nombre de Dusminguet responde a una pintada extraña que, según reconocen sus miembros, apareció una mañana de hace muchos años en las paredes de La Garriga, el pueblo pegado a Barcelona, de donde provienen los tres componentes.No significa nada pero a Joan, Martí y Daniel cuando se hicieron mayores les gustó como nombre para el grupo que estaban creando. Con la fiesta por bandera, mezclando el catalán con el castellano, el vallenato con la rumba, el reggae con el funky, la cumbia y cualquier otro sonido de los que se ecuchan en las ferias, Dusminguet se lanzó a recorrer los mercadillos y verbenas populares hasta hacerse con un nombre en su región. Nombre que ahora empieza a ser conocido en toda España gracias a la edición de Vafalungo, su disco debú, un nombre que también sacaron de otra pintada y que tampoco significa nada.

El núcleo del grupo lo forman los tres fundadores, pero en sus actuaciones en directo se unen a otros músicos de todas las latitudes para elaborar una música colorista y vigorosa. Sonido de acordeón arrabalero en el que se mezcla gozoso el Mediterráneo europeo, árabe y hasta gitano. Una propuesta valiente y vitalista desde el sur de Europa en la que tratan de que la lengua no sea un obstáculo y donde los países, lejos de marginarse, se confundan y autoalimenten. La fiesta que proponen hoy en Suristán a cuenta de Vafalungo y su música divertida irá acompañada de butifarra y vino.

Dusminguet actúa hoy en Suristán (Cruz, 7; metro Sol y Sevilla). 22.00 horas. 500 pesetas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS