Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Strauss-Kahn baraja la posibilidad de que Francia baje más sus tipos

El ministro de Economía francés, Dominique Strauss-Kahn, adelantó ayer la posibilidad de que Francia reduzca todavía más sus ya bajos (3,30%) tipos de interés. "Puesto que tenemos una inflación muy débil, podemos también rebajar los tipos de interés", afirmó el ministro a Radio Televisión de Luxemburgo. Ayer, Suecia decidió bajar medio punto el precio del dinero, medida que entrará en vigor el día 18.

Las declaraciones de Strauss-Kahn encajan, por lo demás, con las perspectivas que manejan buena parte de los analistas franceses y los consejos del propio Fondo Monetario Internacional (FMI). Los expertos dan prácticamente por hecho que el Banco Central Europeo (BCE) reducirá los tipos de interés durante el primer semestre del próximo año, tras el lanzamiento del euro y una vez efectuada la convergencia entre las tipos respectivos. Esta medida permitiría contrarrestar el impacto que la crisis internacional está teniendo en el crecimiento de los países europeos.

Menos inflación

En el caso de Francia, la reducción de la inflación ha quedado confirmada en los datos correspondientes a octubre último, que dan cuenta de un estancamiento con tendencia a la baja. Durante los últimos 12 meses, los precios al consumo sólo han aumentado un 0,4% o un 0,5% y son muchos los analistas que consideran que la inflación anual estará muy por debajo de la cifra del 1% , prevista inicialmente por el Gobierno.Este nivel de inflación, inédito en Francia durante los últimos 40 años, incrementa obviamente el poder adquisitivo ciudadano, pero empieza a preocupar seriamente a las empresas. El descenso de la inflación no es consecuencia esta vez de la reducción de la factura energética -los precios de los productos petroleros han aumentado un 0,4%-, sino de la evolución a la baja del sector de la alimentación.

Las previsiones del informe anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) ratifican completamente, y hasta refuerzan los cálculos del Gobierno de Lionel Jospin. Con las reservas obligadas, dada la incertidumbre actual, el FMI contempla un crecimiento francés para este año del 3,1% y del 2,8% -una décima por encima, incluso, de la cifra adelantada por Dominique Strauss-Kahn-, para el año próximo.

Eso sí, el FMI aconseja a Francia frenar el aumento de los gastos públicos y acometer con mayor decisión las "rigideces estructurales" del mercado de trabajo. Vista la inflación y el conjunto de los datos de la economía francesa, el FMI apunta que "no conviene excluir" una reducción de tipos.

Por su parte, el Banco central de Suecia decidió rebajar ayer 0,5 puntos sus tipos de depósito y de préstamo, que pasan, repectivamente, de un 3,75% a un 3,25% y de un 5,25% a un 4,75%. La rebaja entrará en vigor el 18 de noviembre.

A principios de este mes, el banco central sueco, Riskbank, ya redujo 0,25 puntos el precio oficial del dinero. La entidad emisora explicó en un comunicado que "nuevos elementos" confirmaban una revisión a la baja de la previsión de inflación para los próximos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 1998

Más información

  • El Banco de Suecia reduce medio punto el precio oficial del dinero