Cuba ratifica su dominio y gana la final del Mundial de voleibol a China

Cuba ratificó en Japón su dominio en el voleibol femenino universal, al derrotar en la final del Mundial a China por un contundente marcador de 3-0 (15-4, 16-14, 15-12), con lo que consigue su tercer título. El equipo caribeño, que obtuvo sus anteriores títulos mundiales en Leningrado 78 y Sao Paulo 94, sumó un nuevo éxito a su historial y, tras hacerse con el oro olímpico en Atlanta 96, continuó con su demostración de poderío.

Las pupilas de Antonio Perdomo ganaron el primer set por la vía rápida, en tan solo 17 minutos, ante un equipo chino (campeón mundial en 1982 y 1986) que era incapaz de frenar el empuje de Regla Bell, Regla Torres -proclamada mejor jugadora- y Ana Fernández. China, plata en Atlanta, mejoró en el segundo y tercer juegos y le puso las cosas más difíciles a las cubanas, que estuvieron más firmes en los puntos decisivos y sobre todo fueron más eficaces en el bloqueo, en el saque y en el ataque.

Por otra parte, Iniciativa per Catalunya-Els Verds ha pedido a las federaciones española y catalana de voleibol que no asuman la decisión de la federación internacional (FIVB) de exigir una indumentaria ceñida a las deportistas. Con motivo de la celebración en Japón del Mundial que finalizó ayer, la FIVB ha reformado su reglamentación para que las jugadoras lleven una ropa ceñida con la idea de hecer el deporte más atrativo a los espectadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 1998.

Lo más visto en...

Top 50