Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mariscal sugiere restringir los casos que llegan al alto tribunal

La ministra de Justicia, Margarita Mariscal de Gante, declaró ayer que tal vez sea el momento de plantear si las competencias que establece la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional son las adecuadas o si hay que restringir el acceso al mismo, de modo que "no todo sea motivo de amparo". En manifestaciones a Radio Nacional, recordó que el propio presidente de ese órgano judicial, Álvaro Rodríguez Bereijo, ha explicado de manera reiterada que la gran cantidad de recursos que se interponen ante él y se admiten puede llegar a provocar su colapso.

Según Mariscal, no se trata de incrementar el número de magistrados del tribunal, que se encuentra establecido constitucionalmente, o de aumentar su personal en general. Así, explicó que la restricción de los asuntos con acceso a él ya ha sido insinuada tanto por Rodríguez Bereijo como por varios de sus jueces.

Mariscal se refirió también a los recursos presentados por José Barrionuevo y Rafael Vera contra sus condenas por el caso Marey. En ese sentido, dijo que para los magistrados deben ser como cualesquiera otros y que, independientemente de su "alta relevancia pública", se limitarán a aplicar "con el rigor que vienen haciéndolo" los criterios jurídicos correspondientes.

En opinión de la ministra, "aún falta bastante tiempo" para que la petición de indulto para ambos, formulada por militantes socialistas de Ciudad Rodrigo (Salamanca), llegue al Gobierno. Siguiéndose los trámites habituales, apuntó, se han solicitado informes al tribunal sentenciador, que tardará varios meses en emitirlos, así como al fiscal y los perjudicados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998