Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alumnos de secundaria se movilizarán en defensa de la escuela pública el día 26

Las asociaciones estudiantiles catalanas están en pie de guerra contra el Departamento de Enseñanza. La Asociación de Jóvenes Estudiantes de Cataluña (AJEC) y el Sindicato de Estudiantes (SE) anunciaron ayer que los centros de secundaria realizarán movilizaciones el 26 de noviembre. Portavoces de estas asociaciones señalaron que hacen responsables de estas movilizaciones a Enseñanza: "Estamos dispuestos a negociar, pero si no nos escuchan saldremos a la calle". Enseñanza aseguró que no ha tenido ningún contacto con las dos organizaciones y que tampoco se lo han pedido. La principal reivindicación de los estudiantes es que Enseñanza destine más dinero a la escuela pública. Sobre todo piden que se aumente la plantilla de profesorado y que se construyan más centros escolares. "Estamos hartos de estudiar en barracones que no están acondicionados para albergar a los alumnos, especialmente cuando empieza a hacer frío", subrayaron. El Departamento de Enseñanza negó que los módulos prefabricados supongan un perjuicio para los alumnos. "Sólo hay 50 centros con estos módulos y están perfectamente acondicionados para dar clases", indicó un portavoz de Enseñanza que considera que estos módulos "son necesarios" para poder aplicar la reforma educativa en Cataluña. Las asociaciones de estudiantes reclaman a la Generalitat que reduzca el dinero que destina a los centros privados. "No tiene sentido que los centros públicos tengamos que ahorrar calefacción o que tengamos problemas de falta de material mientras la Administración realiza conciertos educativos con centros privados que no son gratuitos, puesto que cobran cuotas a los alumnos". Según las asociaciones de estudiantes, la falta de inversión en los centros públicos hace que éstos tengan que reclamar a cada alumno cuotas en concepto de material escolar que, aseguran, "muchas veces se destinan a paliar la escasa financiación del departamento, especialmente en mantenimiento y equipamiento". Otra de las reclamaciones de la AJEC y del SE es que se disminuyan las ratios, que en su opinión superan a menudo el límite legal de 30 alumnos por clase que permite la LOGSE. Según los portavoces de estas asociaciones, la acumulación de alumnado es especialmente grave en la provincia de Barcelona y perjudica seriamente la calidad de la enseñanza. Los estudiantes defienden también que no se eliminen las clases nocturnas y que se amplíe el número de plazas de éstas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998