Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores rechazan una reforma docente sin financiación

La reforma del profesorado universitario que el Gobierno se ha comprometido a presentar en el Parlamento debe venir acompañada de la financiación correspondiente, y no "a coste cero o casi cero", como propugna el Ejecutivo, según ha manifestado el presidente de la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Saturnino de la Plaza. "Sin recursos, la reforma es imposible, salvo que se pretenda sólo un cambio de denominación de las figuras de profesores", dijo De la Plaza. El organismo que representa a los rectores ha calculado que el coste de la reforma oscilaría entre los 15.000 y los 20.000 millones de pesetas.La reforma del profesorado forma parte de la modificación de la Ley de Reforma Universitaria (LRU) y prevé la creación de dos nuevos figuras docentes: contratado doctor (equiparable en función y estabilidad a los funcionarios) y contratado colaborador (no doctor y con un máximo de dos contratos). Con esta modificación se pretende atajar la actual situación de precariedad laboral que afecta a parte de los 22.000 profesores asociados.

De la Plaza se ha ofrecido a comparecer en el Congreso para explicar los términos exactos de las reivindicaciones financieras de las universidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998