Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bosch Siemens no desvela el coste de compra de Ufesa y anuncia que prevé facturar casi 1,5 billones en España

La multinacional alemana Bosch Siemens, propietaria desde el pasado 30 de septiembre del 80% de Ufesa, mantiene en secreto el precio de la operación de compra de la fabricante vasca de pequeños electrodomésticos. Varios miembros de la dirección de Siemens llegaron ayer al Museo Guggenheim de Bilbao para presentar a nivel mundial la primera lavadora automática con un sistema antiarrugas. Rudolph Sirch, responsable de Marketing de la multinacional, se refirió a la operación de adquisición de Ufesa, que ha costado nueve meses de negociaciones con la empresa familiar vasca, pero no quiso desvelar el coste de la inversión. "Con la compra de Ufesa, líder de pequeños electródomésticos en España y Portugal, hemos demostrado el interés de Siemens por el mercado español", destacó el responsable de Marketing. De la mano de Siemens, Ufesa, que facturó el año 17.000 millones de pesetas y tiene una plantilla de 400 trabajadores, tiene garantizada la entrada con éxito en el mercado europeo. La absorción de Ufesa aumentará también la facturación de Siemens en el mercado español. Según adelantó Sirch, la multinacional espera cerrar 1998 con una facturación de 18.000 millones de marcos [cerca de 1,5 billones de pesetas]. Las cinco plantas de producción que tiene el grupo Bosch Siemens en España exportan un total de 900 millones de marcos [74.700 millones de pesetas] y emplean a 4.200 trabajadores. Siemens, que controla también la empresa de línea blanca Balay, es líder en la fabricación de electrodomésticos en Europa, donde cuenta con una cuota de mercado del 22%. El museo bilbaíno se convirtió ayer, por segundo año consecutivo, en el escenario elegido por la multinacional alemana para difundir sus últimos productos. "Éste es el entorno adecuado para presentar Siwamat XL, la primera lavadora con un sistema antiarrugas", destacó Ronald Kühlein, gerente de la división de ropa de Bosch Siemens, quien se deshizo en elogios hacia la pinacoteca. La multinacional ha invertido cerca de 10.800 millones de pesetas en el desarrollo del nuevo producto, que ha dirigido el equipo de ingeniería de la fábrica de Siemens de La Cartuja (Zaragoza), y en el que han trabajado 200 ingenieros y técnicos de I + D [Investigación y Desarrollo]. Bosch Siemens comenzará a vender la nueva lavadora en España, Portugal, Rusia y Europa del Este. En Alemania no comenzará la venta hasta febrero, tras su presentación en la feria Domotechnica de Colonia. Con un diseño moderno, el nuevo producto electrodoméstico cuenta con un tambor más grande, capacidad de hasta 6 kilos de carga, varios programas de lavado y es de sencillo manejo. Bosch Siemens ha centralizado la producción de la nueva lavadora en su fábrica zaragozana y en otras tres plantas en Turquía, Polonia y Alemania, que fabricarán previsiblemente para 1999 un millón de unidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de octubre de 1998