Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía francesa descarta un posible compló en la muerte de Diana de Gales

La muerte de la princesa Diana de Gales el 31 de agosto de 1997 en París fue consecuencia de un accidente de tráfico, según un informe policial que descarta así las hipótesis sobre un posible compló para acabar con su vida y con la de su compañero, el empresario Dodi Al Fayed.

Las conclusiones del Instituto de Investigación Criminológica de la Gendamería francesa, publicadas ayer por el diario Le Figaro, señalan que el Mercedes en el que viajaban Diana y Al Fayed chocó ligeramente contra un Fiat de color blanco, y luego se estrelló contra una de las columnas del túnel de Alma. En el momento del accidente, el Mercedes iba a más de 100 kilómetros por hora. En cambio, la elevada cantidad de alcohol en la sangre del conductor Henri Paul, que también falleció, y su dificultad en ese estado para controlar el coche, son la principal causa del accidente, según el informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de octubre de 1998