Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El poblado más antiguo

Ya se conocen las cerámicas más antiguas, herramientas y sílex que utilizaron los primeros agricultores valencianos. Han aflorado en el mayor y más arcaico yacimiento prehistórico descubierto en la Comunidad Valenciana. Se extiende a lo largo y ancho de una inmensa planicie de 10 hectáreas de superficie, emplazada en el término municipal de Penáguila, en la comarca de L"Alcoià. Sus descubridores, dirigidos por el catedrático de Prehistoria y Arqueología de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia, Joan Bernabeu, consideran este yacimiento como uno de los más primitivos del Mediterráneo peninsular y coetáneo de los hallados en Catañuña; en Banyoles y Les Ixeres de Barcelona. El de Penáguila, bautizado como Yacimiento del Mas d"Is, pertenece al neolítico antiguo y data, según Bernabeu, del 5000 al 2000 a.d.C. Debe su nombre a una masía, hoy derruida y que fue construida en esta parcela entre los siglos XVIII y XIX. El amplio bancal, que antaño ocuparon no más de medio centenar de nuestros antepasados del neolítico, hoy forma parte de una finca privada y ha tenido a lo largo de su historia varios usos. En la década de los sesenta su propietario explotó el terreno en la plantación de viñas. El trabajo de campo realizado en las cinco últimas semanas por el equipo de investigación, formado por 13 personas entre licenciados y postgraduados de las universidades de Valencia y Alicante, ha aflorado las estructuras de viviendas neolíticas, los silos o compartimentos en los que almacenaban cereales, legumbres, las cerámicas y herramientas más arcaicas que se conocen. "Hemos descubierto restos únicos de decoración en cerámica esgrafiada y cardial del Neolítico inicial", esplicaba Joan Bernabeu. También han aparecido microfauna y semillas de trigo carbonizadas que habían permanecido bajo tiera más de seis mil años. La forma con la que despedían a sus muertos los pobladores del quinto y del cuarto milenio a.d.C. sigue siendo un misterio para el ciudadano del siglo XX, que aún no ha descubierto ninguna necrópolis neolítica. Se sospecha que los huesos de los habitantes de este poblado podrían haber llegado a alguna cueva de las montañas que lo rodean. Joan Bernabeu defiende la teoría de que los pobladores de este asentamiento agrícola llegaron por Europa y eran originales del Próximo Oriente. De allí trajeron el trigo domesticado que más tarde cultivaron en estas tierras. "Eran pacíficos, no sufrían conflictos tribales ni respondían a una estructura de guerra organizada que llegó con la aparición de los metales y la Edad de Bronce", añade. El muestreo en el Yacimiento del Mas d"Is concluirá a finales de esta semana. Es el primero que ha experimentado el asentamiento que fue descubierto en 1989 por arqueólogos de la Universidad de Valencia. El director de la excavación, Joan Bernabeu, recuerda que fue entonces cuando se iniciaron las gestiones y permisos con los que finalmente el pasado septiembre comenzó la investigación arqueológica de la zona y que espera tener continuidad en una segunda excavación. La actual la ha subvencionado con dos millones de pesetas la Dirección General de Patrimonio Artístico de la Consejería de Cultura en un programa que comprendía también el estudio de contraste del Abrigo de la Falguera, ubicado junto al parque natural de la Font Roja y que data del periodo Mesolítico (2000 a.d.C.). Las piezas y estructuras halladas en el Yacimiento del Mas d"Is formarán parte de una exposición que muestre el modo de vida, la dieta y costumbres de los habitantes del poblado más antiguo de la Comundiad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de octubre de 1998