Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco Nobel de la Paz creen en la pacificación del País Vasco

Llamamiento por la paz en el País Vasco es el título del texto suscrito por los premios Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel (Argentina), Rigoberta Menchú (Guatemala), José Ramos Horta (Timor Este), Mairead Corrigan (Irlanda del Norte) y Joseph Rotblat (Inglaterra) sobre el proceso de pacificación que vive Euskadi, y en el que quieren expresar su "esperanza y aliento" ante la nueva oportunidad que se abre para la "paz duradera". Los firmantes aseguran que "la paz es posible" si se realizan "hechos concretos que permitan generar credibilidad y confianza mutua", aunque reconocen que "dar los primeros pasos requiere coraje, decisión política y generosidad". Por todo ello, realizan un llamamiento "al Gobierno español, a ETA, al pueblo y autoridades del País Vasco, a los partidos políticos, a las Iglesias y organizaciones sociales" para que redoblen sus esfuerzos para resolver el conflicto " a través del diálogo, la búsqueda del consenso, la participación de todos y el respeto democrático". El escrito comienza con una mirada retrospectiva y afirma que "durante tres décadas el País Vasco y España han transitado caminos de violencia e intolerancia, con el trágico saldo de muertos, heridos y encarcelados". La situación ha cambiado, según afirman los cinco premios Nobel y se ha abierto un "horizonte distinto y esperanzador" como consecuencia de tres elementos: "El clamor popular por el fin de la violencia, la visión y compromiso expresados por un abanico mayoritario de formaciones políticas, sindicales y sociales en la Declaración de Lizarra y la tregua ilimitada por parte de ETA". Aprender de "otros pueblos" Ante las dificultades del camino iniciado, los cinco premiados con el Nobel de la Paz, aconsejan "mirar y aprender de la experiencia de otros pueblos que atravesaron en su historia desafíos semejantes y que lograron, a través del diálogo y las negociaciones, superar sus diferencias y construir caminos adecuados de respeto y convivencia". El texto, que pretende ser "un pequeño aporte a esta paz tan ansiada", fue publicado en la prensa de Buenos Aires, el pasado 16 de octubre, cuando se cumplió el primer mes desde el anuncio de ETA del alto el fuego indefinido. El artículo finaliza con un mensaje de "solidaridad y acompañamiento" en esta "oportunidad histórica para la paz en el País Vasco y España", y el ofrecimiento a "contribuir" con lo que esté a su " alcance para que se consolide el silencio de las armas y la expresión y respeto hacia los derechos del pueblo vasco". Dos de los firmantes de este escrito, Rigoberta Menchú y Adolfo Pérez Esquivel , han conocido de cerca el problema de la violencia en el País Vasco, ya que ambos han realizado visitas a Euskadi invitados por diversas organizaciones sociales y políticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de octubre de 1998