Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consumidores piden un plan andaluz de protección para mejorar el estatal

El nuevo plan estratégico de protección al consumidor elaborado por el Gobierno estatal, que estará vigente hasta el año 2001, ha levantado duras críticas entre las federaciones andaluzas por sus lagunas y, sobre todo, por ignorar al colectivo en la fase de elaboración. El presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios de Andalucía, Francisco Sánchez Legrán, censuró ayer que el proyecto se haya realizado "de espaldas a los consumidores". Este consejo, que representa a unos 100.000 socios andaluces, abrió ayer unas jornadas para analizar el documento y redactar aquellas propuestas que sirvan para complementar el texto y "adecuarlo a la realidad andaluza", según Sánchez. Las tres federaciones que integran el consejo pretenden unificar sus planteamientos y reclamar a la Junta de Andalucía la puesta en marcha de un plan específico para la Comunidad Autónoma. La directora general de de Comercio y Consumo de la Junta, Rosa Mar Prieto, anunció ayer que la Junta respaldará la petición del colectivo para crear un plan autonómico que salve las limitaciones del estatal. Uno de los aspectos del documento más criticado por los consumidores andaluces reside en la flexibilización del control de mercados. "El Gobierno tiene tendencia a olvidarse del espíritu de las Constitución, que obliga a los poderes públicos a defender los intereses de los consumidores, y el plan fomenta en exceso el autocontrol empresarial", aseguró Francisco Sánchez. A las jornadas, que finalizan hoy, asisten unos 45 representantes de las tres federaciones andaluzas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998