Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

UNA OFRENDA DE PELÍCULA

Después de casi 40 años, la tradicional ofrenda de flores a la Virgen del Pilar, que se celebra en Zaragoza el 12 de octubre, cambia de estética y lo hace de mano de una idea del cineasta Bigas Luna. El acto más multitudinario de las fiestas -reúne a medio millón de personas cargadas de flores para la Virgen- cambiará y lo hará de acuerdo con los tiempos. Bigas Luna está unido a Zaragoza por su mujer Celia que es de la ciudad y diseñó el cambio que se estrenará este año. A la Virgen ya no la colocarán tapando el retablo de Pablo Serrano, situado en la parte central de la fachada del templo, y los oferentes no se atascarán cuando entren en la plaza porque la imagen se alzará sobre una columna de ocho metros en el lateral izquierdo de la basílica. Además, se podrá llegar a la plaza atravesando el Ebro por el puente de piedra. El concejal de Cultura y Festejos, Juan Bolea, sueña con la estampa de los devotos cruzando el Ebro y apuesta por una renovación que ha sido bien aceptada por el cabildo del Pilar, aunque ha aumentado el presupuesto del acto. Bolea destaca el gesto del cineasta "que propuso el diseño con una generosidad enorme". Los técnicos municipales lo han redondeado y no han dejado suelto un cabo muy importante: ofrecer facilitadas para que las televisiones de todo el mundo lo filmen con comodidad. Después de la histórica filmación de la Salida de misa de doce del Pilar, que marcó el inicio del cine en España, ahora Zaragoza tal vez pueda exportar renovadoras ideas para hacer más plásticos y cinematográficos los actos religiosos.- ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de septiembre de 1998