El Plan Estratégico del SAS llega al Parlamento con división de opiniones

El consejero de Salud, José Luís García de Arboleya, defendió ayer, en su presentación parlamentaria, el Plan Estratégico del SAS como la vía más adecuada para consolidar el sistema público sanitario. Ante la Comisión de Salud, el máximo responsable de la sanidad andaluza trazó las líneas maestras del Plan, que propone, básicamente, mayor participación ciudadana y más autonomía profesional. Por su parte, IU señaló que este Plan "ignoraba la realidad", y el PP dijo que era "ambiguo" y "demagógico".

"Ni lo han leído, ni lo han escuchado; y dicen lo que les da la gana de él. Si les parece, dejamos el debate para otra ocasión". Con estas palabras despachó el consejero de Salud, José Luis García de Arboleya, a la oposición -IU y PP-, en la presentación parlamentaria del Plan Estratégico del SAS. Antes, el mismo consejero, y la directora gerente del SAS, Carmen Martínez Aguayo, habían hecho una larga y detallada exposición de lo que será, según sus propias palabras, "un Plan destinado a consolidar, innovándolo, el sistema sanitario público andaluz". A lo que María Mesones Galán, de IU, les respondió que esto no era otra cosa que una iniciativa para "la privatización encubierta de la sanidad andaluza". En cambio, el representante del PP, Guillermo García Trenado, alabó "su oportunidad" y fue más lejos, cuando dijo que se alegraba de coincidir con el consejero en que este era un Plan que apoyaba la "competitividad". Luego se vería, en el turno de preguntas, que cada cual, según su ideología, tenía una idea muy distinta del significado de esta palabra. Los problemas del SAS no difieren de los del resto de Europa. Las soluciones pasan por la adecuación del sistema sanitario público a la realidad. Conjugar calidad con una buena gestión de los recursos, según sus responsables, es el principal objetivo. A esto es a lo que García de Arboleya denomina eficacia. El consejero cree que los cambios demográficos, la necesidad de un mayor control en el gasto, la creciente demanda de información por parte de los usuarios, los constantes cambios que se dan en la profesión médica, las nuevas tecnologías y la creciente mercantilización de la sanidad, son elementos suficientes como para poner en marcha este Plan Estratégico. Más de 300 profesionales del SAS han estado varios años trabajando en este proyecto. Para desarrollarlo se han fijado 22 objetivos y 40 medidas a tomar, algunas de las cuales, como la libre elección de médico de cabecera o de especialista, ya están en marcha. Con la presentación del Plan Estratégico concluye un proceso que se inició con la aprobación, en mayo pasado, de la Ley de Salud de Andalucía y que se cerrará, próximamente, con la puesta en marcha del Plan Andaluz de Salud.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS