Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS FINANCIERA MUNDIAL

El grupo Fiat reduce sus beneficios el 11,5% hasta junio

La crisis asiática y sus repercusiones en Brasil, donde la demanda de automóviles ha bajado un 20%, han tenido un reflejo apreciable en la cuenta de resultados del Grupo Fiat correspondiente al primer semestre de 1998. Los beneficios antes de impuestos (dos billones de liras, 172.000 millones de pesetas) han sido inferiores en un 11,5% a los registrados en igual periodo del año pasado (2,26 billones de liras, unos 200.000 millones de pesetas). Según estimaciones del grupo, estos datos, que fueron aprobados ayer por el consejo de administración del grupo italiano, empeorarán en el segundo semestre de 1998 y principios de 1999.Paolo Fresco, nuevo presidente de Fiat, se declaró aceptablemente satisfecho de lo logrado en este primer semestre, sobre todo a la vista de los nubarrones que se ciernen sobre el futuro del sector del automóvil. Le dan la razón algunos datos globales, como la facturación del grupo que crece en un 8% (46 billones de liras), lo que no impide que se registre una disminución de la rentabilidad que pasa de representar el 4,4% de la facturación, registrado en el primer semestre de 1997, al 3,3%. Las razones hay que buscarlas en los resultados muy dispares obtenidos por los diferentes sectores del grupo.

Ventas de coches

Fiat Auto, por ejemplo, ha vendido en esta primera mitad del año 1.347.000 automóviles, una cifra similar a la de igual periodo del año pasado, sin embargo, y aunque por circunstancias de la oferta la facturación ha crecido ligeramente (2,8%), la rentabilidad del sector que fue del 3% de lo facturado en el primer semestre de 1997, ha disminuido al 0,4%, en el semestre que concluyó el 30 de junio pasado. En ese periodo, Fiat Auto tuvo un beneficio operativo de 101.000 millones de liras (unos 8.600 millones de pesetas). El comportamiento del mercado europeo ha sido mejor que el extracontinental, aunque sobre el futuro de las ventas en el mercado italiano pesa la incógnita del fin de los incentivos gubernamentales al recambio de coches, que concluyó este verano.Positivo fue, en cambio, el comportamiento de Iveco (con un aumento de la rentabilidad que ha pasado del 2,4% de igual periodo de 1997 al 4,7% en el semestre que acaba de concluir). Otro tanto puede decirse del comportamiento de New Holland y del sector asegurador, con una marcha ascendente de Toro Assicurazione.

La posición financiera neta del grupo se ha mantenido a los niveles positivos del año pasado (2,66 billones de liras) gracias a la elevada autofinanciación (4,5 billones de liras) y a la cesión de actividades no estratégicas. La primavera pasada Fiat vendió Snia, una empresa dedicada a la fabricación de aparatos quirúrgicos, dando un importante impulso a su política de reestructuración de su cartera y que le ha permitido concentrar su actividad en un 96% en el sector de la automoción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998