Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amedo lamenta la situación de los policías a los que denunció

El ex subcomisario José Amedo, cuyas declaraciones al periódico El Mundo y al juez Baltasar Garzón determinaron la reapertura del caso Marey, lamentó, en declaraciones a Efe, la situación en que han quedado los policías, "que no han pasado nunca por esta situación y que van a tener que entrar ahora [en la cárcel], después de que se han jugado la vida en múltiples ocasiones contra el terrorismo".El ex policía, que lleva cuatro años redimiendo su condena de 108 años en situación de total libertad y con protección policial permanente, se quejó de que la Justicia "no ha tenido en cuenta la colaboración que he tenido con ella". Fueron precisamente sus declaraciones, dentro de su colaboración con Garzón, las que llevaron a sus jefes y compañeros de la Brigada de Información de Bilbao ante el tribunal que ahora les ha condenado.

Sobre su reingreso en prisión, en la que estuvo alrededor de seis años, Amedo manifestó: "Yo ya conozco el camino y, como estoy acostumbrado, no le doy mayor importancia." El ex policía expresó su confianza en que la petición de indulto al Gobierno corra mejor suerte que su solicitud al Tribunal Supremo y añadió: "En estos momentos que estamos viviendo, con la tregua de ETA, me imagino que lo valorarán en su momento."

Eligen cárcel

Por su parte, Julián Sancristóbal, ex gobernador civil de Vizcaya, ha elegido la prisión de Ocaña (Toledo) para cumplir su condena y Francisco Álvarez, ex jefe del Mando Único para la Lucha Contraterrorista, ha optado por la de Can Brians, en Barcelona. Su abogado, Manuel Murillo, destacó que Álvarez ingresará en prisión "sin protesta ni algarada alguna". A su vez, Ricardo García Damborenea comentó a Efe que aún no ha decidido en que centro penitenciario ingresará.Andrés Planas, el abogado de los policías Hens y Corujo, declaró que no recurrirá la ejecución de sentencia porque está cansado de clamar en el desierto. Para Planas, es "terriblemente injusto" que el Supremo ordene la ejecución de la sentencia para todos lo procesados sin tener en cuenta la diferencia de penas.

Hens cumplirá la pena en la prisión de Málaga y Corujo en alguna de Madrid, posiblemente en Alcalá-Meco. En ésta también podrían ingresar Julio Hierro y Francisco Sáiz Oceja.

Jorge Manrique, el abogado de Amedo y Michel Domínguez, aseguró que desconoce a qué centro irán sus defendidos, aunque en ningún caso será el de Guadalajara, donde ya estuvieron presos. Amedo dijo que no tiene preferencias: "Me da igual dónde me manden".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de septiembre de 1998